Escucha esta nota aquí


Evo Morales celebra el triunfo de su partido en las elecciones del 18 de octubre, al tiempo reconoce que su papel en el futuro gobierno será limitado, así lo conversó con BBC Mundo este jueves y afirma que en la gestión del mandatario electo Luis Arce, que empezará el 8 de noviembre, él no será un protagonista.

"Ahí tiene que ser el protagonista el compañero Lucho Arce (acto de posesión). Yo no puedo quitar el protagonismo, me estoy quedando. Después está previsto (su retorno), están organizando. Es mi deseo. Voy a volver el 11 de noviembre. 11 (de noviembre de 2019) salí de Chimoré para salvar la vida y 11 volveré con vida a Chimoré", declaró.

Entre lo más sobresaliente de la conversación dice que algunos algunos compañeros de su partido se equivocan cuando piden que no retornen los exministros que fueron invitados del partido del MAS. "Dicen que no al entorno del Evo, pero el entorno del Evo que más ha durado es Lucho Arce con David Choquehuanca (excanciller y vicepresidente electo). Tercero ha sido Juan Ramón (Quintana, ex ministro de Presidencia)".

Reconoce que hay algunos problemas internos. Una confusión. "Espero volver para aclarar, para alinear. En mi experiencia hay que combinar entre fundadores, exautoridades y mayor oportunidad a las nuevas generaciones".

También da a entender que su partido se quedará solo con los movimientos sociales. "Hay que hacer una combinación. Clase media, movimientos sociales y regiones. Algunos compañeros me cuestionan a mí por los 'invitaditos'. Yo integré. Para ser autoridad electa o designada no siempre tienes que ser dirigente o exdirigente".

Agregó que si a él le hubiese tocado lidiar con la pandemia de coronavirus se haya mandado la parte"Me habría mandado la parte combatiendo la pandemia con Cuba y con China. Equipamiento de primera".

Por último, ratificó que no será parte del gobierno de Arce Catacora: "Jamás yo lo pensé. A Lucho Arce yo le dije que no voy a ser parte, que no me tomen en cuenta. No me corresponde".

Morales cree que Arce tiene mucha experiencia en la gestión pública, por lo que no cree que se lo requerirá en el staff del Gobierno, sostuvo que su trabajo será desde los movimientos sociales, de cómo cuidar los principios ideológicos del partido, cuidar a 'Lucho' y al proceso de cambio.