Escucha esta nota aquí

El expresidente Evo Morales afirmó este domingo que se “sorprendió” con la aprehensión de Jeanine Áñez y dos de sus exministros, y aseguró que el proceso debe servir para sentar un “precedente” ante la comunidad internacional.

“Ayer en la mañana despertamos con la sorpresa que algunas autoridades de la dictadura de 2020, que viene de 2019, han sido detenidas, significa que por fin ha llegado la justicia. Como dicen algunos abuelos, aunque tarde, pero llega la justicia. Esperamos que la justicia haga justicia con las víctimas de tanta injusticia en Bolivia”, dijo el jefe del MAS en entrevista con radio Kawsachun Coca.

La exmandantaria fue detenida el sábado en la madrugada en Trinidad (Beni), trasladada a La Paz y en el transcurso de este domingo será sometida a una audiencia de medidas cautelares, en la que la Fiscalía pide su detención preventiva por seis meses.

“Hay un debate, sobre un juicio de responsabilidades o no, en mi percepción, yo no soy jurista, si uno entra con golpe de Estado, qué juicio de responsabilidades, es juicio ordinario”, defendió el representante cocalero sobre las características del proceso contra la exjefa de Estado.

Recalcó que “el proceso contra Jeanine Áñez es por usurpar la Presidencia del Estado, ilegal e inconstitucionalmente” y reprochó que el entonces comandante de las Fuerzas Armadas (FFAA), Williams Kaliman, fuera quien posesionara a la expresidenta. “Su banda presidencial puesta por un militar, como si estuviera en guerra, cómo un militar puede poner la banda presidencial”, reprochó.

Morales cree que la exmandataria incluso debe ser procesada por delitos de “lesa humanidad”. “A nosotros nos acusaron de corruptos, ahora sí pueden ver cómo era la corrupción, en plena pandemia robaron al pueblo”, denunció.

Comentarios