Escucha esta nota aquí

Una concentración en el distrito 4 de la ciudad de Trinidad fue el escenario donde el ex presidente, Evo Morales, ofreció retomar la construcción de la cuestionada carretera por el Tipnis, entre San Ignacio de Moxos-Villa Tunari.


“Ya teníamos contrato firmado para el camino San Ignacio-Villa Tunari y el gobierno de facto ha perjudicado, como la derecha perjudica está paralizado. Está en construcción el camino Rurrenabaque-Riberalta y el año pasado ha hecho paralizar, siendo beniana( la ex-presidenta Jeanine Áñez) ha paralizado. Con Lucho Presidente, Alex Gobernador y Jimmy Alcalde vamos a terminar estas grandes obras con caminos pavimentados”, dijo  en su alocución el expresidente que era un ferviente impulsor de esa carretera.


La carretera San Ignacio de Moxos-Villa Tunari es la polémica vía que debe atravesar el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro-Sécure (Tipnis). Fue el propio Morales quien dio inicio a la construcción de las obras en junio de 2011 pero luego fue paralizada en medio de fuertes protestas por el avasallamiento del bosque y los daños al medioambiente que el trazado ocasionaría. 


Morales llegó este viernes a Trinidad en una gira proselitista por los departamentos de Pando y Beni para apoyar a los candidatos masistas para las elecciones a gobernadores y alcaldes el 7 de marzo. Recordó en esta capital que, el alcalde de turno se negó a entregar un terreno para la construcción de un hospital de tercer nivel y por eso demandó que la victoria electoral del 7 de marzo en las alcaldías y en la gobernación.


“Voto en línea”, demandó Morales como el único modo de garantizar las obras que quedaron paralizadas desde el año pasado. El también lider cocalero y jefe de campaña del MAS estuvo acompañado de los dos principales candidatos, Alex Ferrier a la gobernación y Jimmy Seoane a la alcaldía  beniana.


La carretera


La carretera del Tipnis está dividida en tres tramos; el  tramo I comprende las poblaciones de Villa Tunari, Chipiriri, Santa Rosa, Eterazama, Samuzabety, Florida e Isinuta en el departamento de Cochabamba; mientras que el tramo III vincula las poblaciones de Monte Grande del Apere, El Retiro y San Ignacio de Moxos. Estos dos tramos están a punto de ser concluidos. 

El tramo II  es el que conecta las poblaciones de Isinuta-Monte Grande del Apere, atravesando el territorio indígena.


En 2016, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y las empresas AMVI y Sergut firmaron contratos de construcción de tres puentes: Isiboro de 250 metros de largo con un costo de $us 4,9 millones; puente Ibuelo de 120 metros por $us 2,3 millones y el puente Sazama de 150 metros con un costo de 2,7 millones de dólares.


El entonces gobierno de Evo Morales había proyectado entregar las tres obras en 2018, pero quedaron truncadas por las elecciones generales que fueron anuladas por denuncias de fraude.


    

Comentarios