Escucha esta nota aquí

Este martes (10 de noviembre), el expresidente Evo Morales y el exvicepresidente Álvaro García Linera llegaron hasta Oruro y visitaron Orinoca, el pueblo natal del exlíder del MAS. Allí, algunos de sus seguidores los recibieron y ensalzaron sus nombres una y otra vez en medio de una fiesta andina que rompió con la rutina en esa fría localidad al oeste del país.

La casa donde Evo vivió con sus padres en Orinoca

Evo agarró el micrófono y, fiel a su modo de hablar, saludó a los pobladores y bromeó con ellos. Les dijo que estaba sorprendido por volver tan pronto a Bolivia y también aseguró que no conocía a muchos de los dirigentes, porque los anteriores fueron cambiados a lo largo del año en que residió en Buenos Aires, la capital argentina.

En parte de su discurso repitió lo mismo que ya había dicho en otros instantes. Recordó aquel día en que renunció a la Presidencia y volvió a asegurar que, en dos ocasiones, ofrecieron 50.000 dólares por su vida. Otra vez repitió que dejó el cargo para salvar a sus hermanos. “Elegimos la vida, indicó. Reconoció haberse equivocado muchas veces en sus acciones como presidente y dijo que errar era de humanos. 


Evo felicitó a su gente (de esa tierra) por haber votado por el MAS en las pasadas elecciones  presidenciales. 99,28% me han sorprendido. Histórico, inédito, dijo mientras García Linera aplaudía y la gente elevaba las banderas. Desde la tarima, Evo acusó nuevamente a EEUU de haber estado detrás del supuesto golpe de Estado y también dijo que, en la lucha, muchos de sus hermanos seguían encarcelados. Es cuestión de tiempo, vamos a liberar a todos y a todas, no se preocupen, aseguró. Y completó: Ahora nuestra tarea es cuidar al compañero Lucho Arce”.

Me enseñaron a no robar, no mentir..., indicó. Y recordó que una vez Raúl Castro, en Cuba, le dijo que debía cambiar de vida después de dejar el sillón presidencial. Desde el Trópico de Cochabamba seguiré con las seis federaciones si es que me lo permiten..., completó. Y repitió que ha sido recuperada la democracia, la patria y el proceso de cambio.


A fines de octubre, sorpresivamente el juez Román Castro, magistrado primero de instrucción en lo penal de La Paz, anuló la orden de aprehensión en contra de Evo Morales por terrorismo. Este concedió esta tutela porque en el análisis de antecedentes vio la vulneración de derechos fundamentales, sobre todo del derecho a la defensa. Ante esa acción, Evo afirmó que volvería a Bolivia. Este miércoles 11 está prevista su llegada a Chimoré, en donde se especula, lo recibirán el presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca.