Escucha esta nota aquí

No tuitea. El expresidente, Evo Morales, que constantemente se refiere a Bolivia, ahora guarda silencio ante las acusaciones que surgen desde hace varios días por estupro y trata y tráfico, por mantener una relación sentimental con una menor de edad.

El escándalo data de mediados de julio, cuando insistentemente comenzaron a circular imágenes de Noemí M. y el jefe del MAS. Un mes después, la involucrada confirmó ser la “enamorada” del líder cocalero, pero él aún no se pronuncia.

Durante estas cuatro últimas semanas, Morales, refugiado en Argentina, participó virtualmente de la sesión de honor de la Asamblea Departamental por el 16 de julio, condenó el ascenso directo de los militares por Decreto Supremo y ahondó en críticas al Gobierno por el cambio de fecha de las elecciones.

Incluso celebró que ahora tiene 1,1 millones de seguidores en Twitter, se ha mantenido activo en esta red y ha tuiteado sobre la actualidad nacional como el tema de la educación, de los créditos del BID, del pedido de las víctimas de Senkata, de la persecución política de la que cree que su partido y dirigentes sindicales es objeto y de la situación del Chapare con bancos cerrados y falta de combustible. Pero no escribió nada relacionado al vínculo con la muchacha, que comenzó, según ella, en mayo de 2020, aunque antes, tuvo un “trato diferente”, tras conocerlo durante el Carnaval de 2015, cuando tenía 14 años, en el Trópico de Cochabamba.

Ayer el Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, mediante el Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima (Sepdavi), presentó una denuncia contra el expresidente Evo Morales Ayma por los delitos de estupro y trata y tráfico. Incluso se menciona la existencia de otras denuncias que alertan sobre más hechos similares.

Desde el MAS tampoco se toca el tema, optan por la cautela. Asambleístas evitan comentar algo al respecto, al igual los voceros de ese partido e incluso los representantes legales del exmandatario.

Ahora también surgió un video que muestra a Noemí en Argentina, durante un partido de fútbol, junto a Morales. En la grabación también figuran Andrónico Rodríguez y Leonardo Loza, dirigentes del Chapare, quienes hasta ahora tampoco comentaron nada sobre el escándalo.

Los datos indican que la investigación surgió por casualidad, en medio de la búsqueda de datos dentro del proceso judicial contra Evo por terrorismo, tras el contacto con el dirigente Faustino Yucra.

Noemí junto a su hermana fueron detenidas el 14 de julio, por usar un vehículo oficial de la Gobernación de Cochabamba como si fuera particular. Se abrió una causa por uso indebido de bienes del Estado, fueron cauteladas, recibieron detención domiciliaria y “huyeron” junto a otros integrantes de su familia rumbo a Argentina en las últimas semanas, según el informe oficial del Gobierno.

Comentarios