Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales convocó la mañana de este sábado a los cancilleres que dudan sobre los resultados de las elecciones generales en el país a sumarse a la auditoría que realizará la OEA y advirtió que el paro cívico, que se cumple en regiones del país, ocasionará que no exista doble aguinaldo.

"Ahora sacan a sus militantes a las calles a hacer odiar a los indígenas, al movimiento campesino, a las bartolinas (…) Ellos solo buscan un muerto para echarnos la culpa, tenemos información que hay más policías heridos que esa población, que con vandalismo protesta”, afirmó el jefe de Estado en el aniversario de Umopar, a tiempo de felicitar la “paciencia” de la Policía Boliviana ante los “ataques”.

Reprochó que los ministros de Relaciones Exteriores de Brasil, Argentina, Colombia y Estados Unidos (EEUU) duden de su victoria electoral y los invitó a que revisen la transparencia del proceso anticipando que: “Si hay fraude, al día siguiente convocamos a la segunda vuelta”.

Palabras del jefe de Estado:


Aseguró que “nosotros nunca ocultamos y nunca hemos hecho fraude”, advirtiendo que las movilizaciones lo único que desean es “perjudicar a Bolivia”, enfatizando que el paro en Santa Cruz no es por reivindicaciones sino tiene un carácter “político”, apuntando una pérdida diaria de 3,5 millones de dólares.

No quieren que Bolivia sea primera en crecimiento económico este año, no quieren que Bolivia sea primera en crecimiento económico en Sudamérica en los próximos años (…) Convocar a la población a ser responsable con nuestra economía, seguramente por culpa de estos grupos ya no va haber doble aguinaldo, seguramente por estos grupos no va a haber, porque no son todos, son algunos grupos, de la ciudad, principalmente”, enfatizó Evo.

El primer mandatario observó que existe “envidia” y “egoísmo” sobre cómo su Gobierno administra el Estado. “Están instigando al odio, a la violencia. Una cosa son diferencias ideológicas, otra cosa es golpear, odiar, discriminar”, dijo.

Morales concluyó indicando que “no ocultamos, no mentimos, menos pensar en fraude, y tampoco presentan pruebas, se contratan un experto, sale otro, responde a toda la mentira, todo es mentira y mentira”.