Escucha esta nota aquí

El expresidente  y máximo líder del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, denunció este sábado en un encuentro con sectores afines a ese partido, que el peligro de un supuesto golpe sigue vigente en el contexto político del país. En ese sentido, pidió a sus bases 'cuidar' al actual Gobierno, según el reporte de ABI.

En noviembre de 2019, el exjefe de Estado renunció en medio de una revuelta social que exigía su salida, tras las fallidas elecciones de octubre de ese año, que fueron anuladas al existir indicios de fraude, según una auditoría realizada por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Sin embargo, a escala internacional la exautoridad y seguidores afirman que su caída se debió a un supuesto golpe de Estado perpetrado por la derecha boliviana que fue apoyada por altos mandos de las Fuerzas Armadas y la Policía.

"Sigue vigente el tema del golpe, es una lucha ideológica, programática, es una lucha cultural, social, comunal y claro, una lucha electoral", dijo en el congreso de las organizaciones sociales del trópico de Cochabamba.

Las declaraciones de Morales surgieron en un encuentro, entre la dirigencia del MAS y las seis federaciones del Trópico de Cochabamba. En esta reunión se realizó una evaluación orgánica y política del año que termina y se trazarán los objetivos para el 2021.

 "Debe ser otro debate cómo vamos a cuidar a Lucho presidente, a David vicepresidente y cómo defender el proceso de cambio", solicitó Morales, según el reporte del medio oficial.

En las elecciones del pasado octubre, el binomio Luis Arce y David Choquehuanca ganó con el 55,1% de los votos.

Comentarios