Escucha esta nota aquí

El expresidente Evo Morales admitió en su cuenta de Twitter que renunció el 10 de noviembre de 2019 “para evitar violencia”. Esa dimisión generó vacío de poder y activó la sucesión constitucional. Este martes, Jeanine Áñez irá a una nueva audiencia cautelar que podría determinar otros seis meses en prisión porque el caso relacionado con terrorismo, sedición y conspiración se dividió en dos. La exdiputada Lidia Patty admitió que no recuerda los nombres de las víctimas de 2019, pero pide que que el gobernador Luis Fernando Camacho sea aprehendido y que un juez ordene su envío a la cárcel de Chonchocoro.

El exmandatario, al responder declaraciones de Carlos Mesa escribió en Twitter que el líder de CC “no tiene autoridad moral para hablar de reconciliación y paz. Fue vicepresidente de Goni, quemó recibos de gastos reservados, no declaró en juicio por víctimas de masacres, convocó al golpe de Estado y fue socio de Áñez. Opté por cambios en democracia y renuncié para evitar violencia”.

Esa renuncia dejó en el país un vacío de poder, que derivó en la presidencia transitoria de Jeanine Áñez. De hecho hoy, la exmandataria recluida hace más de cuatro meses en la cárcel de Miraflores, fue citada a una audiencia de medidas cautelares, por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la CPE.

La acusan de que al ascender a la presidencia ante el vacío de poder dejado por Morales, cometió terrorismo, sedición y conspiración. El juez, a solicitud de la Procuraduría, sin convocar a audiencia, hizo una revisión de oficio, emitió un auto en el que se debe separar en dos los procesos.

La defensa presentó un recurso de apelación, y sin que se resuelva, se convocó a otra audiencia de medidas cautelares.

“La ponen en absoluta indefensión, no la notifican con imputación sin ningun a prueba de cargo, no habilitan a sus abogados a este nuevo proceso, no esperan a que se resuelva la apelación de apertura de competencia. Lo que ocurre es absolutamente irregular, y también que se disponga otros seis meses de detención preventiva”, dijo su abogado Luis Adolfo Guillén.

En resumen, el jurista mencionó que a Áñez se la juzga dos veces por el mismo hecho. “Lo cual es una arbitrariedad que es absolutamente contraria a la Constitución Política del Estado y a las normas”.

La exdiputada Lidia Patty, durante una entrevista con la activista María Galindo, admitió no conocer los nombres de las víctimas de la violencia de 2019.

Pero, presentó un pedido a la Fiscalía para que aprehenda al actual gobernador cruceño, y que un juez lo envíe a Chonchocoro.

Para fundamentar el pedido, menciona el hecho de que cursa en el cuaderno de investigación el informe del Órgano Electoral Plurinacional, en el que se señala que no hubo fraude electoral en las elecciones del 20 de octubre de 2019, “asimismo es de conocimiento público que el Fiscal General ha manifestado que no se ha acreditado ni se ha probado el supuesto “fraude electoral” y fue emitido sobreseimiento para los vocales del TSE. El documento sostiene que se ha probado en el proceso que el 12 de noviembre, Jeanine Áñez asumió de manera ilegal convirtiéndose en un gobierno de facto sin que haya sido elegida presidenta del Senado, así mismo no se aprobaron las renuncias del expresidente y el exvicepresidente, según establece la CPE.

El diputado de Creemos, Erwin Bazán, comentó que Patty es un instrumento de Evo Morales, “y que no hay forma de demostrar que no hubo fraude. Camacho lideró un movimiento ciudadano, pacífico, no golpista”.

Comentarios