Escucha esta nota aquí

A las 10:09 de este lunes 9 de noviembre, Evo Morales cruzó la frontera que une a Bolivia con Argentina y retornó a territorio nacional después de un año de estar refugiado, primero en México y luego en la vecina nación.

El líder cocalero fue escoltado por el mandatario argentino, Alberto Fernández, y también ingresaron al país el exvicepresidente Álvaro García Linera y otras exautoridades del Gobierno, que salieron del país después de la convulsión poselectoral en noviembre de 2019.

No dudaba que iba a volver, pero no estaba seguro que iba a ser tan pronto, algo histórico, algo inédito, gracias a la voluntad del pueblo y al acompañamiento de muchas autoridades en el mundo”, dijo el exmandatario antes de ingresar a Bolivia.

Miles de personas arribaron a Villazón para esperar el paso de Morales, que pernoctó en La Quiaca, tras llegar vía aérea a Jujuy, después de permanecer desde noviembre de la gestión pasada en Bueno Aires.

El recibimiento:


Sorprendido con el acompañamiento del pueblo argentino, especialmente del presidente Alberto Fernández, muchas gracias”, agregó Evo, visiblemente emocionado. Después cruzó la frontera.

El expresidente, tras salir de Bolivia, permaneció por algunos días en México y después se trasladó a Argentina, donde permaneció hasta concretarse la victoria del MAS en los comicios, hecho que propició su retorno tras la posesión de Luis Arce como nuevo jefe de Estado.