Escucha esta nota aquí

El expresidente Evo Morales, en el programa Evo es pueblo líder de los humildes” de la Radio Kawsachun Coca, dijo que “no habrá reconciliación con fascistas, racistas, salvo que entiendan que nuestra ideología y nuestro programa está bien para Bolivia”.  

El exmandatario hizo esa afirmación al ser consultado sobre las reuniones que viene sosteniendo con diferentes organizaciones sociales del país.  

Según Morales, el MAS no es un partido, es un movimiento político, un instrumento para la liberación de los pueblos, que incluso pretende liberar a la derecha.

Morales también se refirió al pedido de renovación de algunos sectores del MAS. “Una combinación entre los viejos dirigentes y los nuevos dirigentes. Los dirigentes tienen otra visión, excelente, pero algunos todavía están con un planteamiento de renovación. Nuevamente quiero decirles que la derecha no nos va a enfrentar entre padres e hijos, entre abuelos y nietos. Somos una gran familia”, señaló, e hizo una aclaración: existen viejos buenos y malos, así como jóvenes buenos y malos. De estos últimos puso como ejemplo a los motoqueros de Cochabamba y a la Unión Juvenil Cruceñista.

Dejemos de hablar de renovación, la derecha no nos va enfrentar entre viejitos y jovencitos. Somos una gran familia de la revolución democrática y cultural”, reiteró.

La exautoridad también se refirió al tema tierras. Manifestó que los racistas, fascistas y golpistas llaman avasalladores a los movimientos sociales del occidente del país que se trasladan al oriente para asentarse en tierras fiscales y trabajar para producir alimentos.

“La (Jeanine) Áñez, desde Sucre, el año pasado dijo que los salvajes no volverán a gobernar. ¿Quiénes son los salvajes, los movimientos sociales?, los golpistas que dijeron hordas masistas”, expresó a tiempo de indicar que el separatismo empieza en Santa Cruz y que no es misión ni responsabilidad del Gobierno Municipal o del Gobierno Departamental la administración de las tierras, sino del Gobierno nacional.

Sobre la Comisión Agraria Departamental (CAD), señaló que es para expulsar a los  colonos o asentamientos, y comente un error de carácter legal e inconstitucional.

Iglesia católica      

También arremetió contra la Iglesia católica, luego de que, en la trasmisión de su programa se difundiera material sobre el incendio de iglesias en una comunidad indígena de Canadá. Esto, tras los sombríos descubrimientos de centenares de tumbas anónimas en antiguos internados católicos.  Antes y hoy  algunos sectores de la Iglesia católica siguen orientados al exterminio del movimiento indígena”, opinó.    

Los obispos, según Morales, llaman demonios a los movimientos sociales, para expulsarlos de las tierras. Criticó a  monseñor Sergio Gualberti y al gobernador Luis Fernando Camacho por llamar avasalladores a la gente del occidente que busca tierras para producirla.    

Luis Almagro

Finalmente, Morales habló sobre Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) y del supuesto golpe de Estado. Aseguró que fue un Plan Cóndor del Siglo XXI, ya que autoridades de EEUU, los embajadores de la Unión Europea y Brasil se reunieron con golpistas, antes y durante los hechos que generaron su renuncia. 

Instó a la justicia boliviana actuar de oficio e iniciar procesos a los "golpistas", porque el pueblo boliviano quiere justicia. El "golpe de Estado", según Morales, se comprobó con la información vertida desde Ecuador y Argentina. “Macri y sus colaboradores ya fueron imputados”, señaló.    

Según Morales, Almagro reconoce que hubo masacre con el pedido de minuto de silencio por las masacres de Senkata y Sacaba. “Es golpista confeso, ha cometido un delito y hay que proceder jurídicamente con lo que le corresponde. Creo que está loco, en lugar de dotarle de un médico psiquiatra, hay que dotarle de un veterinario para que pueda mejorar su salud”, atacó.    

Comentarios