Escucha esta nota aquí

Junto a líderes juveniles del MAS y de exautoridades, Evo Morales viajó esta semana a Venezuela donde participó del Congreso Bicentenario de los Pueblos que se realizó en el marco de la Cumbre presidencial del Alba-TCP, el bloque de países alineados con el socialismo del Siglo XXI, donde participa el presidente Luis Arce.

La presencia del expresidente en Venezuela generó críticas por el costo que pudo representar el periplo para el Estado, aunque el propio Morales se anticipó al señalar que fue “una invitación” del gobierno de Nicolás Maduro.

En la delegación está la expresidenta del Senado, Adriana Salvatierra, el excanciller Fernando Huanacuni, además de Sacha Llorenti, el actual embajador de Bolivia acreditado ante este bloque de países, según se advierte en fotografías compartidas por seguidores del oficialismo.

“Agradecemos la invitación del gobierno de la hermana República Bolivariana de Venezuela, para participar en el Congreso Bicentenario de los Pueblos y en la conmemoración del 200 aniversario de la Batalla de Carabobo, una gesta histórica para la liberación de nuestros pueblos”, escribió Morales en su cuenta en Twitter.

“No sé cómo habrá llegado esta comitiva tan grande, habría que ver si contrataron un vuelo charter, porque ahora es muy costoso y muy difícil llegar a Venezuela; en todo caso nos genera suspicacia, nos pone en alerta esta nueva reunión de los (países) del Alba donde buscan rearticular corrientes autoritarias contrarias al derecho a la disidencia”, afirmó la senadora Centa Rek (Creemos).

Por su lado, Luis Arce junto a una pequeña delegación viajó este jueves a Venezuela donde también cumplió una visita oficial para participar de una reunión con sus pares de Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Dominica, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Granada y San Cristóbal y Nieves.

Bajo el lema “Alianza por la Vida y la Independencia”, los mandatarios discutieron los mecanismos de integración en la coyuntura política regional y los avances de su proceso de revitalización durante el 2021, de cara a los retos de la etapa post-pandemia.

En esta cita Arce coincidió con su colega de Nicaragua, Daniel Ortega, quien fue cuestionado por vulneraciones a los derechos humanos. En todo caso, Ortega y Arce esperan el fallo que emitirá dentro de pocas horas la Corte Interamericana (Corte IDH) sobre el “derecho humano” a la reelección.

“Nosotros deseamos que el presidente de Bolivia asista a otro tipo de cumbres, donde se habla del mundo democrático libre; donde se busca profundizar los mecanismos democráticos y no las dictaduras”, cuestionó Rek.

Comentarios