Escucha esta nota aquí


Después de 11 meses de asilo en Argentina, el expresidente Evo Morales vuelve este lunes a Bolivia para reencontrarse con sus allegados y la militancia del Movimiento Al Socialismo (MAS). En la zona fronteriza de Villazón, el masismo ha preparado un acto de recibimiento.

Desde allí, la caravana de vehículos  lo acompañará en su recorrido hasta el Chapare (Cochabamba), donde también lo espera su perro Ringo. Pasará por Orinoca (Oruro), su lugar de natalicio y la de sus padres.

El presidente Alberto Fernández y su comitiva, que estuvo el domingo en el acto de posesión de su homólogo Luis Arce, en La Paz, le acompañará hasta la frontera.

El domingo, el líder del MAS cumplió una ajetreada jornada en territorio argentino, con un viaje largo desde Buenos Aires hasta San Salvador de Jujuy a bordo de una aeronave de la Fuerza Aérea, que le facilitó el Gobierno argentino.

Después del emotivo encuentro con la líder tupamaru Milagro Sala, en su casa del barrio Cuyuya, de la capital jujeña, Morales asistió a una cena de despedida ofrecida por el presidente Alberto Fernández, para luego pernoctar en una habitación del hotel Turismo, en la localidad de La Quiaca.

“Una parte de mi corazón se queda en Argentina para siempre”, escribió Morales  en su cuenta del Facebook y también reiteró esa frase anoche al presidente Alberto Fernández, que en noviembre del 2019 gestionó su salida del país por la movilización popular debido al fraude electoral.

Antes del 11 de noviembre de ese año, Fernández logró conseguir que el expresidente saliera de Bolivia rumbo a México, el primer país que le ofreció asilo político. Incluso había concretado que también Paraguay aceptara recibirlo, pero el exvicepresidente Álvaro García Linera, quien también ahora le acompaña en el retorno, consideraba mejor la distancia que le ofrecía México por  el nivel de violencia imperante en ese momento en el país.

Ahora, el presidente argentino fue quien  propuso el lugar para el retorno de Evo Morales. “Él eligió la puerta de Jujuy, por La Quiaca a Villazón, para que este lunes, en caravana, vayamos junto a Evo y García Linera hasta el puente internacional y así vuelvan a Bolivia”, comentó la diputada María Carolina Moisés.

El retorno de Morales por ese paso fronterizo podría permitir la reapertura para el ingreso legal de bolivianos al país vecino después que estuvo cerrada por la pandemia que decretó el gobierno argentino.