Escucha esta nota aquí

Juan Evo Morales, líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), precisó ayer que la propuesta de redactar una nueva Constitución apunta a la “unidad” frente a “la revolución democrática y cultural” que es el proyecto de gobierno que ejecutó.

El planteamiento del expresidente (2006-2019) generó desconfianza entre un sector de exconstituyentes del oficialismo y la oposición. Le recordaron que la actual Carta Magna fue vulnerada cuando buscó ser reelegido de manera indefinida y reclamaron por la crisis del sistema judicial.

“En realidad es una intención, es una sugerencia que constantemente hace nuestro hermano Evo. Muchos sectores le tomarán en cuenta o no le tomarán en cuenta. Y si se le toma en cuenta hay que considerarlo. No hay ninguna convocatoria formal. Es una sugerencia, es un planteamiento que mencionó nuestro presidente”, explicó a esta Redacción el senador Leonardo Loza (MAS), quien no dio detalles de qué artículos de la Constitución pueden ser modificados.

En su habitual programa de radio, emitido por la radio Kawsachun Coca, Morales planteó la necesidad de un proceso constituyente, aunque sin precisar los ejes centrales de la reforma.

“No es que toda la vida hay que estar sometidos a una ley y a una Constitución. Las leyes y la Constitución se someten a las necesidades del pueblo”, afirmó Morales el domingo desde Chapare y ayer mencionó que su propuesta “busca profundizar la unidad entre originarios milenarios y originarios contemporáneos”. Se trata, insistió, de “la unidad en la diversidad”. Desde su cuenta en Twitter, subrayó además que es “necesario proteger los grandes logros del proceso de cambio y proyectarlos hacia un futuro con democracia plurinacional y economía industrializada en beneficio de las nuevas generaciones”.

Morales ratificó la idea de reunirse con los exconstituyentes.

“Jamás me reuniría con el hombre que por su ambición personal truncó el proceso de cambio y pisó la Constitución que costó sangre. No respetó los resultados del referéndum del 21F (2016) y luego hizo todo para no ir a una segunda vuelta. Luego huyó”, afirmó la exconstituyente Magda Calvimontes, elegida por el MAS.

“El caudillo no tiene moral para reunir a exconstituyentes, menos para preguntar sobre modificaciones”, apuntó Raúl Prada, otro exconstituyente que estuvo en las filas del oficialismo. Dijo que en su gestión presidencial Morales “desmanteló” la Constitución para restaurar el “Estado-nación”.

Por su lado, Sabino Mendoza, quien también fue parte del debate constituyente que tuvo lugar entre 2006 y 2009, afirmó que “el tema central de una posible constituyente debe ser la reforma del sistema judicial”.

El diputado Óscar Balderas, de Comunidad Ciudadana (CC), dijo que la convocatoria tiene que ver con “los intereses personales de Morales con el fin de consolidar retrocesos democráticos como la reelección indefinida”.

El senador Rodrigo Paz (CC) afirmó que una reforma debe nacer desde las bases. “Así como la gente determinó que no exista reelección y se violó la Constitución, la gente sabrá indicar qué posibles reformas, como el tema de la justicia que, con esta constitución, no trajo beneficios”, dijo.

Para saber

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) determinó que la reelección sin límite legal no es un derecho.

Entre tanto, el Gobierno prevé una reforma del sistema judicial a partir de una cumbre.

Comentarios