Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales volvió a arremeter este martes contra los sectores movilizados en Bolivia, que denuncian un supuesto fraude electoral y exigen realizar un nuevo proceso electoral, además de su renuncia.

El mandatario criticó a la oposición y asegura que los comités cívicos que denuncian fraude en las elecciones del 20 de octubre "no tienen ninguna prueba" e intentan un golpe de Estado. 

Lo del presunto golpe de Estado es algo que el presidente lleva acusando a la derecha desde su llegada al poder, en 2006, cuando surgen crisis, como la actual.

"La denuncia del fraude es el verdadero fraude. Dicen fraude, luego quieren nuevas elecciones y ahora quieren golpe (de Estado). Piden que Evo renuncie. ¿Qué renuncia?, aquí se hace cumplir la Constitución y el voto del ciudadano”, indicó Morales.

Más temprano, durante una concentración realizada en la plaza San Francisco de La Paz, Morales agradeció el respaldo de los sectores sociales al “proceso de cambio” que conduce desde hace 13 años frente a los que consideró afanes de “golpe de Estado”.

Las protestas desatadas tras las denuncias de fraude desde el día siguiente de las elecciones costaron la vida a dos hombres la semana pasada en Montero, con enfrentamientos entre afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) y contrarios al presidente. Además de sumar un número indeterminado de heridos, ya que no han trascendido los datos oficiales actualizados.

Comentarios