Escucha esta nota aquí

El expresidente Evo Morales, en una serie de tuits, descargó su ira contra la Iglesia Católica, que ayer descartó que en Bolivia se dio un golpe de Estado, sino una sucesión constitucional avalada por delegados del MAS con la finalidad de pacificar el país.

“Después de 15 meses, los jerarcas de la Iglesia Católica admiten públicamente que la mal llamada "sucesión" inconstitucional se planificó y decidió en la Universidad Católica con operadores políticos y no en la Asamblea Legislativa con representantes del pueblo, como correspondía”, escribió Morales.

Sin embargo, las declaraciones de Morales no se contuvieron, en un segundo tuit acusa a las autoridades de la Iglesia Católica de buscar absolver de responsabilidades por las muertes registradas en Senkata y Sacaba, durante la convulsión que vivió el país el 2019.

“Al justificar un infundado "comunicado" del TCP negociado por el golpista Tuto Quiroga y su abogado Luis Vásquez para avalar el golpe, los jerarcas de la Iglesia exculpan la violación de la Constitución y buscan absolver de culpa a los autores de las masacres de Senkata y Sacaba”.

En un tercer tuit, el expresidente sugiere a los jerarcas de la Iglesia denunciar los hechos luctuosos y defender la vida.

“El verdadero camino cristiano está guiado por la defensa de la verdad y la vida, junto a los más pobres. La jerarquía de la #CEB debería denunciar las masacres del golpe con la misma fuerza que pide impunidad para los golpistas”, escribió Morales.

¿Qué provocó la rabia de Morales?

La reacción del exmandatario se da un día después de que el monseñor Ricardo Centellas, presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), explicara que tras la renuncia de Morales se instaló una mesa de diálogo junto a la Unión Europea y la Embajada de España, en la Universidad Católica Boliviana, con el objetivo de pacificar el país mediante el diálogo y designar a un Gobierno en base a la línea de sucesión constitucional.

Según la CEB, el 11 de noviembre a solicitud de la entonces senadora del Movimiento al Socialismo (MAS), Adriana Salvatierra, se habló solamente de la salida de Morales hacia México, por lo que los militares permitieron que el viaje aéreo se concrete de manera pacífica.

Centellas explicó que, ante el vacío de poder, el 12 de noviembre se buscó una salida constitucional para designar a un nuevo Gobierno y los representantes del MAS plantearon en primera instancia que los asambleístas se presenten como candidatos a presidentes.

“Poco a poco se fue abriendo camino la solución más constitucional, la elección en la Asamblea Plurinacional, de la segunda vicepresidenta del Senado, en base a la declaración constitucional del año 2001, 003/2001, que determina que no puede haber vacío de poder, sino que cuando sucede, como era el caso, la sucesión constitucional se realiza ipso facto e, incluso, ahorrados los formalismos”, recordó.

El informe de la CEB, reitera que la sucesión constitucional de la Senadora Jeanine Áñez se la determinó en un consenso unánime y que los representantes de los partidos, comunicaron esta posible solución a la Asamblea Plurinacional. Por esta razón, la Iglesia rechazó la declaración de la exministra Teresa Morales, quien indicó que “hubo sedición, conspiración y terrorismo” en las reuniones realizadas el 11 y 12 de noviembre de 2019.


Comentarios