Escucha esta nota aquí

El expresidente Evo Morales retornará a Bolivia el lunes 9 de noviembre por la frontera con La Quiaca. Autoridades argentinas alistan reconocimientos antes que el líder cocalero pase a Villazón e inicie una caravana rumbo al Trópico de Cochabamba.

El acto tendrá lugar un día después de la posesión de Luis Arce como nuevo mandatario. Aún no está confirmado si arribará vía terrestre o aérea, pero será recibido por el intendente Blas Gallardo y otras autoridades locales.

Morales realizará un recorrido de tres días que incluirá la vecina ciudad de Villazón, limítrofe con La Quiaca, el viaje continuará por otras localidades de Potosí, Oruro y Cochabamba, donde reasumirá el activismo sindical desde el Chapare.

El exmandatario tiene vía libre para reingresar a territorio nacional, tras la anulación de la orden de aprehensión en su contra por el caso terrorismo y el levantamiento de la restricción por parte de autoridades migratorias.

En repetidas ocasiones, Evo adelantó que no ocupará ningún cargo en el nuevo Gobierno del MAS y que permanecerá en el Trópico de Cochabamba ayudando en la formación de nuevos líderes.