Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales convocó a la Casa Grande del Pueblo a los ministros de Gobierno y Defensa, Carlos Romero y Javier Zavaleta, tras conocerse que varias unidades de la Policía Boliviana decidieron amotinarse reivindicando sus demandas y ante el prolongado conflicto político y social que vive el país.

Ambas autoridades descendieron rápidamente de sus motorizados oficiales e ingresaron al edificio, mientras que los cordones de seguridad se mantienen en alrededores del centro político del país.

“No se preocupen, vamos a dar una conferencia de prensa en minutos más. Ustedes saben que yo estoy aquí por razones de seguridad, esa es mi labor”, dijo escuetamente el ministro de Defensa.

Versiones también indican que del encuentro con el jefe de Estado participan el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, y el titular de la Policía Boliviana, Yuri Calderón, que justamente, minutos antes de iniciado el motín, había asegurado que los uniformados actuarán conforme a las normas y a la Constitución.