Escucha esta nota aquí

El Vicepresidente, David Choquehuanca y el exPresidente Evo Morales no pudieron evitar lanzarse indirectas en sus respectivos discursos durante la inauguración del V congreso nacional de mujeres interculturales de Bolivia que se realizó en Puerto Villarroel, en el trópico de Cochabamba.


“Muchos de nuestros dirigentes se han prestado a la división, a las ideologías que vienen de afuera, por eso nuestro proceso se llama proceso de descolonización, tenemos que desterrar el individualismo, tenemos que desterrar la ambición personal”, lanzó Choquehuanca al principio de su discurso.


Evo Morales es un feroz defensor de la ideología marxista, rescata todo el tiempo el trabajo de Hugo Chávez en Venezuela y Fidel Castro en Cuba. Postuló por cuatro veces consecutivas a la presidencia del país y tuvo que renunciar en 2019; es desde hace 20 años el máximo líder de los cocaleros del Chapare y fue reelecto nuevamente.


“Tenemos que sembrar siempre, porque si no se siembra, si tú dejas ahí la papa va a desaparecer, tenemos que renovarnos, tenemos que fortalecernos, necesitamos líderes jóvenes, sobre todo jóvenes”, enfatizó Choquehuanca en la renovación.


La corriente renovadora del MAS exige permanentemente el cambio de cuadros y que sean los jóvenes dirigentes quienes tomen la dirección de ese partido. Esta dirigencia exigió que las exautoridades del Gobierno de Evo Morales se jubilen políticamente, algo que Morales y su entorno resisten.


“Hemos tenido un año de golpe (de estado), hemos aprendido, por eso los jóvenes, nuestras organizaciones, se han organizado para apoyar, para fortalecer nuestra democracia, ellos tienen que dirigir”, desafió el vicepresidente del Estado.


La respuesta


Evo Morales no aplaudió ninguna de las intervenciones de Choquehuanca y se abocó a responder las indirectas, “hermano David (tú y yo) hemos vivido, sabemos cómo se vive con una base norteamericana, esa es la ideología extranjera que no solamente viene a dominarnos, sino viene a saquear nuestros recursos naturales”, le dijo Morales.


Luego se refirió a la renovación que planteó el vicepresidente señalando que ahora en los congresos campesinos se ve a jóvenes que dirigen a los comunarios y existe una renovación natural, por tanto, el discurso de renovación viene desde la oposición política. “La derecha nos quiere dividir, so pretexto de renovación (…) enemigos no faltan y no pueden faltar los ‘serruchitos’ que vienen con motosierra a querer convertirse en dirigentes”, afirmó Morales.


El exjefe de Estado también atacó a los opositores a quienes les dijo abiertamente que no habrá reconciliación y dirigiéndose a David Choquehuanca le dijo que es una decisión política.


“Hermano David, hermanas y hermanos, no va a haber reconciliación, seamos sinceros, aquí hay que derrotar al imperio y a sus lacayos que es la derecha boliviana, esa es nuestra responsabilidad, por eso es importante la unidad. La derecha so pretexto de renovación quieren botar a los abuelitos, los viejitos, aquí hay buenos viejos y malos viejos, jóvenes buenos, jóvenes malos, es su derecho”, graficó.


En su mensaje del 6 de agosto, Choquehuanca habló de reconciliación, convocó a sanar heridas, pero con justicia. Los opositores afirman que el Gobierno despliega su venganza contra la ex-presidenta Jeanine Áñez y sus colaboradores.


La nota


Después de mucho tiempo Morales y Choquehuanca compartieron la testera en un acto, pero no se sentaron juntos, como ocurre con el presidente Luis Arce. Cuando cada uno acabó su discurso no hubo el habitual apretón de manos y cada uno ocupó su lugar ignorando al otro.


Cada cierto tiempo Choquehuanca era interrumpido por los aplausos de los asistentes; pero Evo Morales prefería mirar a otro lado y era el único de la testera que no aplaudía al vicepresidente. Este devolvió las gentilezas, pues cuando Morales hizo uso de la palabra no aplaudió pese a que el lider cocalero lo mencionaba directamente.


Al final del acto, el vicepresidente volvió a hacer uso de la palabra en la entrega de dos vehículos a la nueva dirigencia de las mujeres interculturales, que convocaron a su V congreso nacional con ese propósito.







Comentarios