Escucha esta nota aquí

La exfiscal departamental de Santa Cruz, Mirna Arancibia, denunció este miércoles que el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, conocía que ella estaba con baja médica por coronavirus y que pese a ello la destituyó de sus funciones vulnerando las normas que protegen los derechos humanos y la salud, sin que haya renunciado. Negó falta de coordinación como mencionó Lanchipa en el discurso de posesión del sustituto de Arancibia.

La ex fiscal que continúa en cuarentena en la ciudad de Santa Cruz, dijo que ante la imposibilidad de comunicarse con Lanchipa acudió al secretario general Edwin Quispe, que fue el primero en conocer que le detectaron coronavirus y que informó al Fiscal General.

Sin embargo, Quispe dijo el 12 de junio, después de la posesión del nuevo fiscal Roger Mariaca, que desconocía que ella estaba con Covid-19.

Además de Quispe, Arancibia indicó que se comunicó con otros directores de unidades en Sucre para informar sobre su estado de su salud.

“Lamento profundamente que estén argumentando una situación irreal, ilógica y comprobable de mi parte, porque yo comuniqué formalmente mi baja y sobre todo mi positivo, lo más importante es que ellos conocían que yo di positivo para Covid-19”, enfatizó.

Arancibia, también negó que haya renunciado al cargo y si hubiera sido así lo habría hecho conocer públicamente. “No tengo ninguna carta de renuncia, y no consta ninguna carta y si fuera así lo hubiera hecho conocer, no renuncié, lo afirmo categóricamente”, sostuvo.

La Fiscalía General indicó que Arancibia no habría coordinado su trabajo con la máxima autoridad del Ministerio Público, pero la ex fiscal sostuvo que de su parte jamás hubo una descoordinación pese a que Lanchipa no contestaba a las llamadas por teléfono.

Aseguró que su desafío era buscar mayor presencia institucional en Santa Cruz y debido a ese despliegue permanente cayó contagiada. “No mermamos un centímetro de energía para el reposicionamiento del Ministerio Público en Santa Cruz, creo que lo estábamos logrando y tal vez eso incomodó, porque cuando uno quiere hacer las cosas bien se malinterpreta. Nunca se rompió la coordinación”, puntualizó.

Lamentó la actuación del Fiscal General que es el defensor de la sociedad, pero que en su caso dijo que “echó por la borda” las normas de protección de derechos humanos y de la salud. Ratificó que la destituyeron teniendo conocimiento pleno de que una funcionaria de su institución, más allá de que sea la fiscal departamental, estaba con coronavirus.

No descartó la posibilidad de activar acciones legales, pero primero evaluará la situación de salud porque de momento requiere de tranquilidad para restablecerse.

El viernes 12 de junio, en un acto realizado en la ciudad de Sucre, el fiscal general Juan Lanchipa posesionó al abogado Roger Mariaca como nuevo fiscal departamental de Santa Cruz.