Escucha esta nota aquí

Yuri Calderón, excomandante de la Policía Boliviana, acudió este martes a declarar voluntariamente ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), dentro de la investigación abierta por el accionar de esa institución durante el conflicto electoral.

“No, no he dado malas órdenes”, se limitó a señalar Calderón cuando abandonaba las dependencias de la División Anticorrupción, donde compareció.

Hace casi un mes se conoció que la Fiscalía admitió una demanda penal interpuesta por los coroneles Jorge Campos, Johnny Tapia, entre otros, contra Calderón y su Estado Mayor.

El exjefe policial fue denunciado por la presunta comisión de los delitos de incumplimiento de deberes, encubrimiento, complicidad, resoluciones contrarias a la Constitución Política del Estado, las leyes y terrorismo.

Comentarios