Escucha esta nota aquí

Fianza de Bs 20 mil, arraigo y asistencia al biométrico una vez por semana, son las tres condiciones que puso el juez al ex director del Servicio Nacional de Migración, Marcel Rivas para que este acceda a la detención domiciliaria y salga de la clínica donde se encuentra actualmente.


“No debe presentar garantes, no habrá custodios y tampoco hay horario para el trabajo, pero eso lo vamos a solicitar, lo importante era que se vaya a su casa con el control médico que se requiere en su domicilio, creo que eso era lo importante”, dijo el abogado, Karlo Brito que está a cargo de la defensa de Rivas.


El 19 de diciembre del pasado año, el exfuncionario de Migración fue aprehendido acusado de haber favorecido a la fuga de los exministros Arturo Murillo y Fernando López. Incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias, son las acusaciones que pesan contra Rivas.


Brito explicó que hasta el momento no prosperó la investigación que se realizaba sobre las acusaciones que pesan contra su cliente porque las supuestas pruebas que tenía la Fiscalía no tienen ningún asidero y confundieron documentos.


Al momento el exdirector continúa internado en la Clínica del Sur, aquejado por los problemas del único riñón con el que cuenta. Se espera los resultados de la valoración médica y podría acceder al alta médica y cumplir con su detención domiciliaria, en la zona Amor de Dios de la ciudad de La Paz.


Marcel Rivas fue detenido, oficialmente, el 21 de diciembre del pasado año y el juez dispuso cuatro meses de detención en el penal de San Pedro, ese plazo de los cuatro meses se cumple en febrero y después de ese plazo se pedirá la libertad pura y simple de Rivas, adelantó su abogado defensor.

 

Comentarios