El estado de salud del niño es grave, se encuentra en terapia intensiva y su vida corre peligro. Uno de los implicados ya fue puesto tras la rejas y otro fue enviado a un centro de menores

El Deber logo
8 de junio de 2022, 11:25 AM
8 de junio de 2022, 11:25 AM

En medio de la conmoción que generó los vejámenes sexuales que sufrió un menor de edad en el municipio cruceño de Yapacaní, el Ministerio de Justicia pidió celeridad y sanción con todo el peso de la ley para los autores de las violaciones que sufrió el menor de 10 años, así como el resguardo de los derechos e integridad del niño afectado.

Hasta el momento, la justicia determinó la detención preventiva por seis meses para el imputado Miguel Angel S.T., de 24 años, en la cárcel de Palmasola.

Asimismo, en audiencia cautelar por el delito de violación a niño, niña, adolescente con agravante se ordenó la detención preventiva para el imputado menor infractor S.S.T. en el Centro de Rehabilitación Cenvicruz.

Mientras que el el Ministerio Público indaga el paradero de un tercer y cuarto implicado.

La dirección de Servicios Integrales de Justicia Plurinacional y el Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima, dependientes del Ministerio de Justicia, brindan asistencia jurídica y psicológica a la víctima y a su familia.

Por otro lado, el Gobierno nacional anunció que cubrirá todos los gastos que requiera el tratamiento y recuperación del niño que se encuentra ingresado en una sala de terapia intensiva, según informó este miércoles el ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza. 

“El cuadro clínico que presenta el niño es una encefalopatía, sumado a desnutrición, por lo que tiene que ser valorado por las especialidades de pediatría, neurología y gastroenterología, además, se realizarán exámenes de resonancia magnética cerebral, de médula espinal y estos estudios médicos que serán cubiertos por el Sistema Único de Salud y por el Ministerio de Salud”, precisó la autoridad en rueda de prensa.

El niño fue víctima de abuso sexual por cuatro personas, todos hermanos, vecinos suyos en el municipio de Yapacaní. Su estado de salud es “grave”, se encuentra en terapia intensiva, y su vida corre peligro, de acuerdo al reporte de Auza.