Dávila no pudo dar su conferencia de prensa al interior de la cárcel de San Pedro. Niega que exista una orden de captura internacional en su contra

20 de enero de 2023, 10:35 AM
20 de enero de 2023, 10:35 AM

Maximiliano Dávila, exjefe antidrogas, difundió este viernes una carta en la que llama “pequeño burgués” al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, y lo acusa de tener vínculos con Estados Unidos (EEUU).

El exuniformado no pudo dar la conferencia de prensa que solicitó dentro de la cárcel de San Pedro (La Paz), donde permanece detenido preventivamente desde hace un año. Sin embargo, encomendó a su abogado, Manolo Rojas, leer su manuscrito.  

“Detrás de mi detención hay un personaje oscuro, a quien en su momento denominé como ‘pequeño burgués’, este señor se llama Eduardo del Castillo, actual ministro de Gobierno, que atento contra un policía de honor, queriendo tapar su falta de gestión, pretendiendo involucrarme a mí en narcotráfico, junto con Evo Morales, jefe del partido más grande del país”, dice parte sobresaliente del texto.

“Por estos vínculos que tiene el señor Del Castillo vienen de 2019, cuando como funcionario público del Congreso viajó en varias oportunidades a reunirse con gente del imperio, traicionando la lucha de los movimientos sociales, por eso este pequeño burgués tiene alianzas con el imperio, sino investiguen su flujo migratorio en 2019 en calidad de funcionario público”, agrega la nota.

Denuncia que cada año el ministro busca un “trofeo político” para mantenerse en el cargo, citando como ejemplo la detención del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho. “El país tiene pérdidas económicas, estamos peleando entre bolivianos, pero el único ganador es el señor Del Castillo”, indica el exjefe antidrogas.

“El 11 de enero este señor tenía que ser cambiado, pero con un informe falso de la DEA, ordena mi aprehensión. Hago conocer que no tengo orden de captura en interpol, menos tengo cuentas pendientes con la justicia norteamericana”, recalca.

Dávila fue director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) en el Gobierno de Evo Morales, antes que este renunciara a su cargo en 2019. Un informe de la DEA lo menciona, junto con un exmayor de la Policía, Omar Rojas, detenido en Colombia, por tráfico de drogas.