Escucha esta nota aquí

Hugo Salvatierra, quien fue el primer ministro de Desarrollo Rural del gabinete de Evo Morales, afirmó que espera “con tranquilidad” el juicio de responsabilidades que se tramita en su contra en el ámbito de la Asamblea Legislativa.

“Hay que ver temas constitucionales, temas de justicia ordinaria y obviamente escuchando consejos de abogados. Estoy esperando con tranquilidad. No hice absolutamente nada ilegal, no creo que tenga algo que me incrimine, pero así es la política”, dijo Salvatierra en un contacto con EL DEBER.

El exministro fue acusado de incumplimiento de deberes, supresión o destrucción de documento, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica, delitos que pudo cometer en 2006 cuando compró un centenar de tractores para las comunidades campesinas cruceñas.

La Comisión Mixta de Justicia Plural, que remitió el caso Salvatierra al pleno de la Cámara de Diputados, señaló que la compra de esa maquinaria no se tramitó en tiempos previstos y se detectaron irregularidades en la documentación que respaldó esa operación.

La exautoridad optó por no adelantar los alegatos legales con los que comparecerá ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en caso de que el Legislativo autorice el enjuiciamiento. “Tengo una versión sobre aquello, pero lo expresaré en su debido momento”, señaló.

El exministro, quien es el padre de la expresidenta del Senado Adriana Salvatierra, también señaló que más allá de este proceso legal, su relación con el MAS no se quebró en el curso de los últimos 14 años.  

“Mi relación con el MAS siempre fue buena y no dejé de trabajar nunca y nunca me fui del país. No dejé de trabajar en Santa Cruz políticamente y toca enfrentar lo que venga, porque aquellas son denuncias que tienen que ser definitivamente esclarecidas en las instancias que correspondan; en la misma Asamblea Legislativa, como en el Tribunal Supremo de Justicia”, remarcó  Salvatierra a El Deber.

En los últimos tres meses se dio luz verde en la comisión mixta de Justicia Plural a 20 juicios de responsabilidades contra exdignatarios de Estado, entre ellos Carlos Mesa y exautoridades del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Estas aprobaciones avanzaron para analizar cuatro proposiciones acusatorias contra la expresidenta Jeanine Áñez.

Comentarios