Escucha esta nota aquí

Los exministros de Justicia y Defensa, Héctor Arce y Javier Zavaleta, abandonaron en las últimas horas la residencia de la embajada de México en La Paz, donde permanecían desde hace casi un año, tras que la justicia anulara las órdenes de aprehensión que existían en su contra.

“El martes 3 de noviembre de 2020, después de 360 días de haber estado como asilado diplomático en la Residencia de la Embajada de los Estados Unidos Mexicanos en La Paz, agradeciendo profundamente al Gobierno y al pueblo de México, retiré mi solicitud de asilo y me reencontré con mi familia, recobrando la paz y la tranquilidad que nos arrebataron injustamente”, informó Arce en las últimas horas en su cuenta en Facebook.

Hace una semana, el Juzgado Primero de Instrucción en lo Penal de La Paz dejó sin efecto el mandamiento de apremio contra Arce, por no respetar el debido proceso y sus derechos constitucionales. Algo similar sucedió el sábado en el caso de Zavaleta.

El exministro de Justicia fue incluido en la denuncia a la Fiscalía General del Estado, en Sucre, por el delito de fraude electoral del 20 de octubre de 2019, caso abierto tras una denuncia realizada por el excandidato Carlos Mesa. La orden de aprehensión fue emitida el 17 de marzo.

“Pese a lo sucedido y siempre de la mano de Dios; la verdad, la justicia y la sabiduría de nuestro pueblo finalmente vencieron, se abre una gran oportunidad para la nación boliviana. Son tiempos de nuevos liderazgos y renovación, son tiempos de paz y reconciliación. En lo personal seguiremos trabajando desde la militancia y la academia, ahora es el tiempo de la familia”, acotó Arce en su publicación.

Mientras que Zavaleta dijo a PAT que "he tomado la decisión de dejar la residencia (de la embajada de México) y empezaré mi defensa en libertad y desde mi hogar", resaltando que "es algo indescriptible, no solamente por el contacto que tienes con otras personas, por el hecho de andar en la calle (...) sino fundamentalmente por poder ver a tu familia en libertad. Esto ha permitido más tranquilidad".

Al interior del espacio diplomático aún permanecen exministros de Morales, tal el caso de Juan Ramón Quintana, quien también se benefició de la anulación de la orden de aprehensión en su contra; además de Wilma Alanoca, el exdirector de Agetic, Nicolás Laguna, y el exgobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez.