Escucha esta nota aquí

El escritor Enrique Rocha Monroy falleció, a los 89 años, en la ciudad de La Paz. Es velado en la funeraria Santa María, de esa ciudad y será enterrado el domingo en el cementerio Jardín de la capital paceña, según una esquela necrológica publicada en redes sociales.

“Enrique es un tipo simpático, con un gran sentido del humor y una gran cultura. Da gusto conversar con él sobre cualquier tema, sea éste político, religioso, literario o filosófico”, describía el también escritor Homero Carvalho en un artículo de 2018, en el que reconoce medio siglo de la labor de Rocha Monroy.

El fallecido autor ha recibido numerosos premios a lo largo de su vida, como Gran Premio de Cuentos de la Universidad Técnica de Oruro (1968), Premio de Novela Franz Tamayo (1975 y 1978), Gran Premio Internacional de Novela del Instituto de Cultura Hispánica de Venezuela (1976), Premio de Cuentos de la Revista El Cuento de México (1977), Premio de Novela del vespertino Última Hora (1979), Premio de Cuentos Infantiles de Unicef (1982), Gran Premio Internacional de Novela La Marcelina, en Valencia, España (1983, Premio de Novela de la Honorable Municipalidad de Cochabamba (1992) y Premio de Cuentos de la Honorable Municipalidad de La Paz (1993), entre otros más.

Fue elogiado por el escritor Augusto Céspedes, que vio en él, a través de su obra, “el mejor narrador contemporáneo de Bolivia”.

En su libro La anunciación de san Miguel Arcángel (2003), abordó el atraco de una remesa de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), ocurrido en Calamarca, en 1961 y que estuvo a cargo de un grupo de cinco individuos, dos de ellos, miembros de la Policía boliviana. El escrito recibió la mención honrosa del Premio Nacional de Novela.

Comentarios