Escucha esta nota aquí

El fallecimiento del empresario y exministro de Economía Fernando Illanes de la Riva, por complicaciones causadas por el Covid-19, ha conmovido a la comunicad empresarial del país.

Samuel Doria Medina, empresario y líder de Unidad Nacional, lo recordó en su cuenta de Twitter con el siguiente mensaje: “Acaba de fallecer uno de los más importantes empresarios que tuvo el país a fines del siglo XX, Fernando Illanes. Creador de la UPB y de muchas fundaciones filantrópicas. Amaba el arte nacional. Compartimos el 'banquillo de los acusados' por nuestra labor pública. QEPD”.

Por su parte, Juan Carlos Iturri, director ejecutivo de la Fundación IES, despidió a Fernando Illanes con un sentido mensaje en su cuenta de Facebook: “Hoy en la madrugada el covid se llevó a un gran amigo y mentor. Fernando Illanes de la Riva. Empresario Industrial, presidente de la CEPB, varias veces ministro y embajador, filántropo y guía de múltiples instituciones sin fines de lucro a quien la patria le debe mucho. Pero por sobre todas esas cosas un hombre de bien, gran persona y buen amigo. Durante 12 años tuve el privilegio de estar a su lado en la Fundación IES, de él aprendí muchas cosas y soñamos juntos tantas otras. Ahora nos tocará ejecutarlas en su memoria. Todo nuestro cariño para Ximena y la familia. Y un abrazo eterno para Fernando, descansa en paz”.

Una de las personas que también expresó pesar en las redes sociales fue Miguel Johnny Nogales Viruez, abogado senior en Salazar, Salazar & Asociados, Sociedad de Abogados.

Nogales describió a Fernando Illanes como un verdadero patriota… de esos que hacen tanta falta en Bolivia:  Un genuino líder del sector empresarial boliviano, un servidor público de excepcional desempeño y un apasionado promotor de la educación.

También lo destacó como un exitoso creador de riqueza y de fuentes de trabajo, que bien pudo limitarse a disfrutar de una fortuna bien habida, pero su entereza, dedicación, inteligencia y honestidad lo llevaron a ocupar los más altos sitiales del sector privado y lo encumbraron en puestos claves del Gobierno de la nación. Combatió en primera línea cuando el populismo udepista hirió gravemente la economía del país y formó parte del equipo que contribuyó a recuperar la estabilidad perdida. 

Además, señaló que Ilanes ocupó altas y delicadas funciones en varios periodos gubernamentales: desde embajador en Washington hasta “superministro” de Hacienda y Desarrollo Económico. No aceptó cargos públicos por interés personal; por ello tuvo la integridad de renunciar expresando su desacuerdo con ciertas decisiones políticas. Una de las actividades a la que se dedicó con más ahínco fue la fundación y fortalecimiento de la Universidad Privada Boliviana, cuyo directorio presidió hasta hace poco.

“Fernando me hizo el honor de acompañarlo en muchos de los caminos que recorrió. Me enseñó y me escuchó. Me recibió como uno más de su familia. Me brindó su mayor confianza y aprecio. Hoy murió un amigo… uno de los pocos que merecen ese calificativo”, dijo Nogales.

  

Comentarios