Escucha esta nota aquí

Cresencio Torrico Escobar, el último benemérito que vivía en Cochabamba, falleció ayer a la edad de 106 años.

Su deceso fue lamentado por familiares, autoridades departamentales e incluso el presidente Evo Morales que se refirió a la muerte de don Cresencio y envió condolencias a los dolientes.

Torrico nació en Cliza y había cumplido años el pasado 14 de junio. A mediados de 2019 fue condecorado por la Brigada Parlamentaria con la medalla 'Llajta de la Concordia' por el 84 aniversario del cese de hostilidades con Paraguay, país con el que Bolivia tuvo un conflicto bélico ocurrido entre 1932 y 1935.

También fue merecedor de la medalla al 'Mérito Militar Coronel Eduardo Avaroa' que le entregó las Fuerzas Armadas.

"Su nombre quedará en la historia de los héroes que defendieron con coraje y dignidad la soberanía de la Patria y nuestros RRNN (recursos naturales). Solidaridad a su familia", escribió el mandatario Morales en su cuenta de Twitter.