Escucha esta nota aquí

La "falta de coordinación" con las autoridades de Régimen Penitenciario fue el detonante principal para suspender la visita de la delegación del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (Acnudh) a la cárcel donde se encuentra recluida la ex presidenta transitoria Jeanine Áñez, mientras se realiza una investigación en su contra por el caso del supuesto "golpe de Estado".

Franz Luna, director de Régimen Penitenciario de La Paz, detalló que, al no ser una reunión exclusiva con la exmandataria, se deben afinar otros detalles, ya que hay reclusas de la cárcel de Miraflores que también solicitaron reunirse con la delegación de Derechos Humanos. En este sentido se prevé coordinar estos detalles en las próximas horas y así fijar una nueva fecha para la reunión, según informó Luna a los medios de comunicación.

"También hay otros puntos que no tocaron y que se tienen que abordar con la administración de Régimen Penitenciario", apuntó Luna sin dar mayores detalles al respecto, a tiempo de negar que se haya fijado una visita exclusiva con la expresidenta, quien cumple su vigésimo cuarto día de detención preventiva (fue recluida el pasado 15 de marzo por orden de la Justicia).

Entretanto, Carolina Ribera, hija de la exmandataria, también señaló que se debe esperar a la autorización para coordinar la visita y resaltó que a pesar de las solicitudes cuesta mucho que autoridades de Régimen Penitenciario den el visto bueno. "Esperemos que en estos días acepten la solicitud", manifestó.

Asimismo, Ribera expuso que Jeanine Áñez tiene algo de presión alta y que es responsabilidad de los médicos del penal dar el reporte al cardiólogo de la exmandataria; existe un protocolo en caso de que esta tenga algún malestar relacionado a la hipertensión que padece.

"El estado de salud (de Jeanine Áñez) es responsabilidad del médico del penal, por ahora tenerla de un lado a otro sería perjudicar para su salud, por ahora lo mejor es que se quede aquí", informó su hija.

Comentarios