La federación que aglutina a las asociaciones de municipios reconoce la validez del cabildo, pero desvirtúa las determinaciones que se asumen en un "marco de politización"

30 de septiembre de 2022, 22:55 PM
30 de septiembre de 2022, 22:55 PM

La Federación de Asociaciones de Municipios de Bolivia (FAM -Bolivia) compartió un comunicado en el que sienta su posición respecto al cabildo por el censo que se desarrolló esta noche en la capital cruceña.  En consonancia con las voces oficialistas, el texto incide en la "utilización política que se hace del cabildo" y desvirtúa la obligatoriedad de atender los pedidos que emanen del mismo.

El comunicado inicia remarcando la participación de observadores del Tribunal Electoral Departamental. Ante esta situación, FAM-Bolivia se muestra "preocupada" y establece cinco observaciones al respecto.

En su primer punto reconoce que los cabildos son "mecanismos constitucionales de democracia directa y participativa" que permite a los ciudadanos pronunciarse sobre "políticas y asuntos de interés colectivo". La convocatoria, detalla el comunicado, "deber ser realizada por ciudadanos y no por autoridades políticas". 

Según el texto, la invitación pública realizada por algunos actores políticos para asistir al cabildo convertiría el mismo en "una movilización política".

A continuación destaca el carácter deliberativo de los cabildos. En el caso de la cita cruceña, no existirían las condiciones para el debate ni el disenso al desarrollarse el mismo en "un marco de politización". Más bien, considera que la reunión en el Cristo Redentor responde "a un proceso de sicología de masas a través de la manipulación mediática y la presión social".

Según la organización del cabildo, esta noche se concentraron más de 1.500.000 personas en el Cristo Redentor. La parte central de los discursos enfocó en las tres preguntas que el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, presentó a los asistentes.

Desde el TED de Santa Cruz, cuatro observadores fueron acreditados para recoger el desarrollo del cabildo. En un plazo de 10 días deberán presentar su informe ante la Sala Plena del Órgano Electoral Departamental para su consideración.

Tal y como se informó durante la semana, el cabildo goza de un carácter deliberativo. Las decisiones que se asumen no son vinculantes. 

Tercero, FAM- Bolivia se hace eco también de este factor deliberativo y cuestiona las voces "poco honestas" que "han señalado que al contar por la presencia de observadores del TED tendría un carácter obligatorio". El comunicado vuelve a insistir "motivaciones políticas" con el fin de "mal informar a la población y manipularla en su beneficio".

En el cuarto punto del mensaje difundido por el ente que aglutina a los municipios del país, denuncia la falta de "honestidad pública" en la convocatoria. Al respecto considera que la convocatoria está enfocada en un solo punto, que tiene que ver con la realización del Censo de Ppoblación y Vivienda en el 2023. Pero "de manera engañosa" y respondiendo a "decisiones políticas" se han incluido otras siete demandas que no tienen relación con el referido punto.

Calvo planteó tres preguntas a la multitud. La primera se enfocó en la demanda del censo para el 2023 comprometiendo los resultados del mismo en un plazo de 120 días para que estén vigentes en el proceso electoral del 2025.

La segunda pregunta consultó a los cruceños sobre la posibilidad de dar un plazo de 21 días para que el Gobierno atienda la demanda. Pasado el plazo, se dará curso a las medidas de presión como el paro y el bloqueo de caminos.

La última de la consultas implicó a las delegaciones llegadas de otros departamentos para que también asuman, junto a Santa Cruz, las acciones de defensa del censo para el 2023. Si bien los discursos tocaron otras temáticas que son de interés regional, en las determinaciones asumidas no fueron planteadas.

Finalmente, el punto quinto del comunicado de la FAM demanda que "las determinaciones del cabildo no podrán afectar los derechos de la población en su conjunto" y puntualiza, entre otros, el derecho al trabajo y al libre tránsito.

En el epílogo del documento firmado por FAM-Bolivia "advierten de la politización y manipulación" del cabildo y da por sentado que la intención de los organizadores del mismo pretende "perjudicar a la población y el arduo trabajo de reactivación económica del país".


FAM-Bolivia