Escucha esta nota aquí

 A tres años de cumplirse el naufragio del submarino argentino ARA San Juan en las aguas del Atlántico sur, familiares del teniente Jorge Luis Mealla y de los cabos Daniel Alejandro Polo y Leandro Fabián Cisneros, quienes tuvieron “sangre boliviana” por sus raíces familiares, demandan justicia por esta tragedia que los enlutó.

“Nunca se podrá asimilar su muerte, cuando falta un integrante de la familia, a pesar del tiempo. Aún se tiene el mismo dolor y la misma tristeza que hace 3 años”, exclamó Valeria Mealla, hermana del extinto teniente Jorge Luis Mealla.

De nacimiento jujeño, el oficial que era el más joven del navío siniestrado, fue hijo de Cirilo Mealla Altamirano, un boliviano nacido en Charagua (Santa Cruz) y descendiente de una reconocida familia vinculada al ámbito artístico en Tarija.

La hermana de Mealla reafirmó a EL DEBER que los familiares de los 44 tripulantes exigen justicia y que los culpables asuman sus responsabilidades, sin importar el grado de mando.

Susana Mendiola, madre del cabo Leandro Fabián Cisneros, admitió que por ella su hijo tiene ascendencia boliviana, ya que su madre es de Cochabamba, de la familia Garnica, y se radicó hace 62 años en la provincia de Jujuy (Argentina).

Tenemos sangre boliviana, por algo estamos peleando y no me van a plantar. Sigo en la pelea con los demás familiares de los tripulantes del submarino, voy a seguir en la lucha para que se haga justicia y se sepa la verdad”, dijo.

Mendiola fue incluida como testigo en el juicio por el hundimiento del submarino que impulsa la jueza federal de Caleta, Martha Yáñez, y cuyo expediente está en proceso de revisión por un tribunal de alzada de Comodoro Rivadavia.

Daniel Polo, padre del cabo Daniel Alejandro Polo, admitió su descendencia boliviana por su padre Esteban Polo, quien era oriundo de Padcaya (Tarija).

Si tengo sangre boliviana, no lo niego y nunca lo voy negar. A mi hijo le gustaban las costumbres y la comida tarijeña, le gustaba mucho la sopa de maní. Era mi único hijo, ahora tenemos una lucha difícil para que se haga justicia que es muy lenta en la Argentina”, enfatizó

Agregó que al expresidente Mauricio Macri no le importó la tragedia que viven los familiares de los 44 tripulantes y la Armada les dio la espalda, al punto que los oficiales de alto rango, mintieron sobre lo sucedido con el hundimiento del submarino ARA San Juan.

Polo no descarta que los demás 6 marineros de Jujuy y los otros 7 de Salta, quienes también eran parte de la tripulación, tengan algún vínculo boliviano por la migración de sus abuelos y abuelas a la Argentina.

El Ministerio de Defensa, que conduce Agustín Rossi, tiene previsto para este domingo una ceremonia de homenaje a los 44 tripulantes del navío en la Base Naval de Mar del Plata, con la presencia de sus familiares, autoridades civiles y militares de la cartera.

En el acto que se llevará adelante bajo los protocolos sanitarios por la pandemia, se entregarán a las familias el Pabellón Nacional, Jinetas y Espadas correspondientes al ascenso post mortem instruido por el presidente y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, Alberto Fernández, el pasado 3 de marzo de este año.

Son 3 años de esta tragedia que nos causó mucho dolor y sabemos la lucha que va llevar años porque la justicia argentina se toma su tiempo en hacer pericias y conjeturas, 3 años de mentiras y espionaje”, respondió Andrea Mereles, esposa del suboficial segundo Ricardo Gabriel Alfaro Rodríguez.