Escucha esta nota aquí

Marchas, oraciones y pedidos de justicia dieron inicio a los actos recordatorios por las muertes de Senkata. Familiares de las víctimas se reunieron en El Alto y junto a sacerdotes iniciaron una marcha recordando un año de los sucesos que terminaron con diez fallecidos durante los conflictos sociales que produjeron las irregularidades en las elecciones generales de la pasada gestión. Evo Morales se refirió al tema pidiendo que no debe haber impunidad en este caso.

Los familiares demandan justicia por los hechos de hace un año y culpan a los exministros Arturo Murillo y Fernando López, hoy fuera del país y con órdenes de aprehensión, por los decesos de sus allegados. "No hubo ningún tipo de avance en las investigaciones y hasta ahora no hay culpables. Los mataron con armas de fuego, con bala, y ahora no hay nada", dijo una de las familiares que participó de la marcha.

Un sacerdote bendijo murales que recuerdan las muertes de Senkata. El religioso también pidió "una verdadera justicia" y acompañó la marcha. Diez fallecidos fue el saldo fatal de un operativo militar y policial ordenado por la administración de Jeanine Áñez. La expresidenta firmó un decreto supremo que libraba de responsabilidad a miembros de las Fuerzas Armadas (FFFA) durante los conflictos.

El expresidente Evo Morales pidió que este hecho no quede en la impunidad y exigió a la justicia boliviana avanzar con la investigación. "A un año de la Masacre de Senkata, recordamos a los héroes por la democracia y nos solidarizamos con sus familias y con los heridos. La justicia boliviana, de oficio, por compromiso con la vida, debe avanzar en la investigación y dar con los responsables. No puede haber impunidad", escribió el exmandatario en Twitter.

Sobre el tema, la defensora del pueblo, Nadia Cruz, culpó a la Fiscalía por no acelerar la investigación de los hechos de Senkata y también señaló que la Policía y las Fuerzas Armadas no cooperaron en tal sentido. La defensora también se refirió a los hechos en Montero, zona sur de La Paz y otras regiones y también cuestionó el trabajo de los fiscales en estos casos.