Escucha esta nota aquí

A 10 kilómetros de la frontera con el Paraguay, a 150 kilómetros de Villa Montes, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) destruyó una fábrica de cristalización de cocaína que después era comercializada en el mercado del país vecino.

El comandante departamental de la fuerza antidrogas, Dacar Tirado, confirmó a EL DEBER que se descubrió el pasado martes y tres días después se consolidó la destrucción de esa fábrica instalada en la Reserva de Vida Silvestre de Cabo Juan.

Además, se halló una pista clandestina para la operabilidad de avionetas, una estación de comunicación (base de radio), un gimnasio y canchas de fútbol.

Tirado informó que la fábrica de cristalización de cocaína procesaba al menos 100 kilos por día y operaba con pasta base que era transportada desde el Paraguay por vía aérea.

Según el jefe de la fuerza antidroga, los demás precursores para la cristalización ingresaban por tierra.

En el momento que la Felcn realizó la intervención, el viernes por la tarde, no encontraron a ninguna persona en el lugar y constataron que estaba en una pausa para la producción.



"Seguramente las personas que estaban ahí se escaparon alertados por la presencia de efectivos de la fuerza antidroga desde alguna hacienda ganadera", dijo Tirado.

La megafábrica, que fue destruida, se encuentra a unos 150 kilómetros de la ciudad de Villa Montes (Tarija) por carretera.

El periodista de la Red PAT, Jean Lennard Espíndola, contó que, por versiones de los comunarios, escucharon sobre la presencia de súbditos colombianos que merodeaban por la zona.

Se estima que los narcotraficantes implementaron la fábrica de cristalización en una superficie de dos hectáreas en la zona colindante con Paraguay.



Tags

Comentarios