Escucha esta nota aquí

La presentación del feminicida serial Richard Choque Flores, de 32 años, no solo consternó a los investigadores al descubrir que en su domicilio, en El Alto de La Paz, había enterrado en fosas a dos de sus víctimas. El abogado John Tapia Soliz también contó que tras escuchar las noticias de un feminicida reconoció que el nombre del acusado era el mismo que el del sujeto al que le siguió un proceso por asesinato en 2013.

 Tapia llevó el proceso en contra de Richard, hombre que había secuestrado, abusado sexualmente, torturado y asesinado a Blanca Rubí Limachi Sirpa, una joven que fue su estudiante en la universidad.

"Personalmente me he enterado por los medios de comunicación y la verdad, a primera instancia, creí que era un nuevo hecho pero después lo vi conocido (a Richard), el nombre me sonaba y verifiqué mis documentos, entonces fue cuando me di cuenta que era el hombre al cual le hicimos el proceso por el delito de asesinato", manifestó Tapia.

Hasta hoy solo por las redes sociales se enteró que el hombre, que tenía una sentencia ejecutoriada por 30 años por el delito de asesinato, estaba en libertad, pero él como abogado de la familia de la primera víctima no fue notificado.

"Desconozco por qué salió libre, solo sé que un juez lo liberó por una supuesta enfermedad terminal, él no tenía ninguna enfermedad. Pero la duda y preocupación que tengo es saber por qué motivo no nos han notificado tanto al Ministerio Público como a la víctima (mamá de Blanca) y a mi persona como abogado", añadió.

Tapia asegura que queda en el acta la existencia de los domicilios reales y procesales, tanto de la mamá de Blanca (víctima de Richard) como su despacho jurídico. "Aquí hay una duda del por qué el juez de ejecución en lo penal no notificó y recién (por las noticias) nosotros tenemos conocimiento que estaba en libertad", dijo.

Anunció que iniciarán acciones en contra el juez Rafael Alcón, quien en 2015 benefició a Richard Choque con la detención domiciliaria. 

"Vamos a denunciar porque para dar una libertad se debe evaluar si existe la enfermedad y que sea valorado por un forense, o por lo menos debieron notificarnos", añadió.

Del caso de Blanca 

El abogado de Nancy Sirpa, mamá de la primera víctima de Richard, indicó que en una oportunidad trató de entrevistarse con el autor del asesinato de Blanca; sin embargo, éste solo emitió incoherencias y tuvo un comportamiento malcriado.

"No supimos nunca la fecha que mataron a Blanquita. Le preguntamos, porque por el estado de descomposición del cuerpo, no supimos cuando la mataron. El hombre es huaso, malcriado y solo hablaba disparates", recordó el abogado. 

Detalló que a fines de noviembre, la joven de 20 años fue encontrada enterrada en un anterior domicilio del feminicida serial, no en el que esta semana hallaron a las otras dos víctimas Iris y Lucy. "Ellos cuando secuestraron a Blanca le pidieron dinero para su rescate, la familia transó y se entregó el dinero dejándoles en una jardinera, pero fueron perseguidos y los interceptaron. Ellos mismos nos llevaron a la casa donde la habían asesinado y la desenterraron", contó.

Por el modo en el que también fueron encontradas las dos víctimas de 17 y 15 años, esta semana, cree que tuvieron el mismo proceder con las víctimas. 

"El sujeto quería negociar para reducir su pena, como defensa y la familia pedíamos los 30 años y el quería 10 a 15 y transar con su domicilio, pero no acepté", recalcó el abogado.

Richard entró primero a Chonchocoro, luego solicitó su traslado a San Pedro, y en ese proceso es donde le dieron la sentencia de 30 años.

Recordó que había otro implicado en el asesinato de Blanca, un sujeto identificado como José Luis C.M., quien fue imputado por complicidad pero alegó que no había participado de la matanza y quedó en libertad. "A esta medida nosotros apelamos, se solicitó su detención y luego fue a casación a Sucre, el cuadernillo debe estar allá", dijo.

Sobre la orden del juez d domiciliaria 

Un documento firmado por el Juez 1º de Ejecución Penal de la ciudad de La Paz, Rafael Alcón Aliaga, evidencia que se concedió la detención domiciliaria temporal a favor de Richard Choque Flores, por un plazo de 18 meses.

"Tomando en cuenta que en los recintos penitenciarios no existen la infraestructura necesaria para atender las enfermedades como las que padece el incidentista, al contrario existe un excesivo hacinamiento, es procedente en parte, la concesión de la detención domiciliaria a favor del incidentista", detalla el documento.

Exigiéndole cumplir algunos requisitos como presentarse una vez al mes ante el  Órgano Jurisdiccional, a efectos del control jurisdiccional, se le concedió la detención domiciliaria. Además, se le prohibió cambiar de domicilio sin la autorización del Órgano Jurisdiccional y por último, se le prohibió terminantemente involucrarse en actividades ilícitas.

Además, se le instruyó someterse a un tratamiento médico y dar a conocer la evolución de su enfermedad. También, tenía prohibido consumir bebidas alcohólicas y/o sustancias controladas.

"Ante el incumplimiento de las reglas de conducta impuestas, el beneficio puede ser revocado y disponerse que cumpla el resto de su condena en un establecimiento penitenciario", advierte la orden del juez, donde una trabajadora social debería haber emitido un informe cada tres meses.

Sin embargo, esta decisión judicial dio lugar a que Richard viole y acabe con la vida de dos mujeres.

Comentarios