Escucha esta nota aquí

Los altos mandos de las Fuerzas Armadas (FFAA) llegaron hasta la plaza Murillo y dieron hoy un plazo de una semana a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) para que ratifique la lista de ascensos que le fue enviada, caso contrario, ejecutarán sus normas para que se cumpla esa disposición.

“Necesitamos respuestas a las observaciones realizadas por la Asamblea Legislativa en relación a los ascensos, ellos solo deberían ratificar los ascensos, no pueden observarlos. Ha pasado mucho tiempo pero vamos a esperar hasta la siguiente semana a que la Asamblea se pronuncie y ratifique los ascensos; si recibimos una respuesta negativa, procederemos según nuestra normativa de acuerdo al procedimiento reglamentado y legal que tenemos”, advirtió el titular castrense, Carlos Orellana.

Al respecto, el Gobierno asegura que el informe fue enviado la primera semana de febrero al Legislativo y acusó a la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, de ocultar dicho informe, advirtiendo con un proceso en su contra por incumplimiento de deberes.

Frente a eso, el comandante de las FFAA señaló: “Sentimos que la Asamblea no está tratando con consideración y respeto a las Fuerzas Armadas. Exigimos que cumpla con sus funciones, el documento entregado subsana las observaciones que realizaron", concluyó.

Ante la advertencia del mando castrense, la titular de la Cámara Alta, mediante su cuenta en Twitter, afirmó que los ascensos en las FFAA fueron procesados por otras vías, “ y se pondrá en evidencia que este Gobierno es de facto, hostil al sistema democrático en #Bolivia y con acciones propias de una dictadura” (sic).