Escucha esta nota aquí

El fiscal chileno Hardy Gómez, asignado al caso de los tres militares bolivianos que fueron detenidos en la frontera, duda que un acuerdo diplomático pueda lograr su liberación y asegura que en su país exista plena independencia de poderes.

No me imagino la posibilidad legal de que pudiera existir algún acuerdo diplomático que permitiera dejar sin efecto la vía judicial, en Chile la separación de poderes es absoluta”, dijo el personero en entrevista con radio Erbol.

Los uniformados actualmente cumplen una detención preventiva de 90 días, acusados por la presunta comisión de los delitos de robo con intimidación y por porte ilegal de armas de fuego y municiones.

El Gobierno boliviano asegura que prestará toda la colaboración a los agentes que realizaban tareas de lucha contra el contrabando, encaminando vías diplomáticas para posibilitar su liberación.

Sin embargo, el fiscal chileno considera que no habrá intromisión alguna de su Gobierno en un asunto relacionado con las leyes. “El poder político no puede intervenir en las decisiones del Poder Judicial”, remarcó Gómez.

Detalló que las vías de solución están en culminar las etapas de un proceso judicial con una condena o absolución, aunque admitió que el dictamen final puede ser la expulsión de los acusados de territorio chileno, como sucedió en un caso anterior.

Los tres militares bolivianos, Jaime Hervas Fuentes, Nijer Ponce Flores y José Bautista Carvajal, fueron detenidos la noche del 7 de septiembre. Luego, el sábado 11 de septiembre, una juez dispuso que sean encarcelados preventivamente mientras se llevan adelante las investigaciones.

Comentarios