Escucha esta nota aquí

El fiscal departamental de Tarija, Wilson Tito, presentó ayer su renuncia al cargo argumentando presiones políticas para tomar esa decisión personal. La autoridad envió una carta remitida a la Fiscalía General del Estado explicando los motivos de su dimisión.

“Los dirigentes políticos en su afán de condicionar y presionar las decisiones de nuestra Fiscalía Departamental de Tarija no hacen más que contribuir al deterioro de la credibilidad de la justicia. Quienes nos tomamos la responsabilidad de coadyuvar con la administración de la justicia no estamos dispuestos a ceder ante esas presiones”, afirmó Tito.

El fiscal se excusó de individualizar sus acusaciones y solo se limitó a decir que con intereses mezquinos y de revanchismo buscaban inmiscuirse en su actuación. “No soy servil ni funcional”, insistió.



Comentarios