Escucha esta nota aquí

El fiscal general Juan Lanchipa se pronunció este miércoles sobre la notificación al periodista de EL DEBER, Guider Arancibia, para que declare en la investigación que se está desarrollando por las camionetas de la Dirección de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi) que fueron usadas por encapuchados para desbloquear las calles durante el paro multisectorial en Santa Cruz. Consideró que la citación fue un “error” cometido por el fiscal asignado, Roberto Ruiz.

“Reitero, ha sido un error de parte del servidor del Ministerio Público haber convocado a un periodista para que preste su declaración en calidad de testigo por un hecho que él ha denunciado en cumplimiento de sus funciones”, declaró en entrevista con EL DEBER Radio.

Lanchipa señaló que la Fiscalía General del Estado es “respetuosa de la Ley de Imprenta y de la labor loable que realizan los amigos de la prensa”, por lo que un periodista no puede ser notificado para declarar por la vía ordinaria.

Además, indicó que hay varias personas investigadas por el uso de las camionetas incautadas al narcotráfico, que estaban bajo posesión de Dircabi, pero dijo que no brindará detalles para no entorpecer las indagaciones.

Ayer, el fiscal Roberto Ruiz, quien firmó las dos citaciones al periodista Guider Arancibia, justificó su decisión al indicar que, en primera instancia, Arancibia fue convocado para colaborar con pruebas por el caso de las camionetas usadas por encapuchados para desbloquear. 

Se buscaba recolectar imágenes o videos que fueron publicados en una nota de prensa que realizó el periodista. No fue el único en ser citado, puesto que también se convocó a otras personas para que brinden su testimonio en calidad de testigos para ayudar a esclarecer el caso”, explicó en contacto telefónico con EL DEBER.

Según Ruiz, las dos notificaciones fueron anuladas mediante una resolución que emitió la Fiscalía, luego de que el periodista presentara, junto a los abogados de EL DEBER, un memorial con el rechazo de la citación, argumentando que la Ley de Imprenta lo protege de revelar sus fuentes.

“Me enteré de la segunda notificación luego de que el policía asignado al caso la entregara. Pero al igual que la primera, queda anulada y el trabajador de la prensa no deberá presentarse a declarar”, dijo el fiscal.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB), Pedro Glasinovic, consideró la citación como una medida de presión contra el periodista por la investigación que realizó respecto a las camionetas de Dircabi, que fueron mal usadas. Asimismo, pidió detener los “ataques a periodistas” e investigar a los responsables de este hecho.

Mientras que Roberto Méndez, presidente de la Asociación de Periodistas de Santa Cruz, indicó que la citación del periodista de EL DEBER se la realizó de manera irregular, puesto que los trabajadores de la prensa deben ser juzgados con la Ley de Imprenta y no por la vía ordinaria.

“No corresponde que el periodista Guider Arancibia concurra a ningún tribunal judicial porque nosotros los periodistas estamos amparados por la Ley de Imprenta, que en su artículo 8 dice que el secreto en materia de imprenta es inviolable”, señaló.

Comentarios