Escucha esta nota aquí

La Fiscalía admitió en las últimas horas la denuncia contra la ministra de Salud, Eidy Roca, y el embajador de Ciencia y Tecnología, Mohammed Mostajo, por la compra, con presuntas irregularidades, de los respiradores chinos.

Tras evaluar las acusaciones presentadas, resta la asignación de un investigador que recabe los datos de los insumos médicos, que fueron entregados en distintos hospitales del país, y que, de acuerdo a la acusación, presentan desperfectos y fueron adquiridos con sobreprecio, de acuerdo a Unitel.

Las figuras penales por las que serán procesadas las autoridades son incumplimiento de deberes, contratos lesivos y conducta antieconómica, en el caso de Roca, y negociaciones incompatibles con el ejercicio de su función pública, respecto a Mostajo.

El Gobierno nacional adquirió 324 respiradores mecánicos a la empresa china Yueshen. La firma asiática informó que cada equipo actualmente cuesta 18.500 dólares, pero el Gobierno pagó 35.000 dólares la unidad, en abril, alegando el incremento de la tarifa por la emergencia que vivía el mundo y otros factores de importación.

En su momento la ministra Roca explicó que ya se entregaron 314 respiradores en todos los departamentos y nosocomios del país, y que solo un siete por ciento de los mismos presentaban algún desperfecto, pero que fueron reparados como parte de la garantía.