Escucha esta nota aquí

La Fiscalía Departamental de La Paz considera que existe un daño económico de más de $us 3 millones en la compra de los respiradores españoles. El exministro de Salud, Marcelo Navajas, y otras cuatro personas fueron imputadas por la presunta comisión de siete delitos.

Los daños al Estado son de más de 3 millones de dólares, dinero que tenemos que recuperar debido a que es de todos los bolivianos. Es lo que nosotros pagamos”, dijo el titular local del Ministerio Público, Marco Antonio Cossío.

El Estado boliviano pagó unos $us 28.000 por cada uno de los 170 equipos, cuando su costo real no supera los $us 8.000. Sin embargo, desde el Gobierno se dispuso paralizar el pago del 50 por ciento restante hasta que no se aclaren los detalles del contrato.

Entre las figuras penales por las que son procesadas las cinco personas aprehendidas en la víspera están contratos lesivos al Estado, malversación e incumplimiento de deberes, daño económico y atentados contra la salud pública.

“Hay declaraciones que dicen que él era el que daba las órdenes de ciertos actos a realizar que, inclusive, dijo a uno de los imputados que se contacte directamente con el cónsul en Barcelona para hacer las negociaciones, cuando la vía era por Cancillería”, reveló el investigador.

Detalló que tanto el exministro Aníbal Cruz, el embajador de Ciencia y Tecnología, Mohammed Mostajo, y el cónsul en Barcelona, David Alberto Pareja, deberán comparecer dentro de las indagaciones.  

Para esta jornada se espera que se realice la audiencia de medidas cautelares de Navajas y los otros cuatro personeros. La Fiscalía pedirá su detención preventiva porque existirían suficientes indicios que apuntan a su responsabilidad en los hechos.