Escucha esta nota aquí

La Fiscalía General del Estado afirmó que "no es necesario" enviar fiscales a Estados Unidos para hacer seguimiento al caso de Arturo Murillo. Además, el Ministerio Público boliviano desconfía de la labor de la Interpol en los procesos de extradición contra Murillo y el exministro de Defensa Fernando López. Sobre la exautoridad detenida en Miami, se esperará el dictamen de la audiencia del 9 de julio.

"Como ustedes conocen, nuestros canales de comunicación siempre son fluidos. No es necesario realizar ningún traslado de ninguna autoridad, siendo que nos encontramos en una etapa preliminar donde se verificará y dispondrá la medida cautelar correspondiente. Al respecto, nosotros ya podremos ver de manera más clara las acciones que tenemos que seguir este próximo 9 de julio", afirmó el secretario general de la Fiscalía, Edwin Quispe.

A la fecha, el Ministerio Público activó nueve procesos en contra de Arturo Murillo relacionados con delitos relacionados a uso de instrumento falsificado, falsedad material, falsedad ideológica, uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes, resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes y legitimación de ganancias ilícitas.

"Se pedirá la colaboración correspondiente para que Arturo Murillo rinda cuentas ante el Estado Plurinacional de Bolivia en virtud a varios acontecimientos como el daño económico al país, caso Sacaba y Senkata, entre otros. Tenemos la plena predisposición de participar y seguir verificando todos los actos procesales que se puedan cumplir en Estados Unidos", detalló Quispe.

Además, Quispe afirmó que la Fiscalía tiene "desconfianza" del trabajo que realiza la Interpol respecto a las extradiciones de los exministros Murillo y López. Sobre la situación del extitular de Defensa, la autoridad fiscal informó que tienen "indicios" del lugar donde reside y que se están ejecutando mecanismos más "eficientes" que la extradición para que la exautoridad enfrente a la justicia boliviana.

Comentarios