Escucha esta nota aquí

La defensa de Arturo Murillo negoció con la Fiscalía de Estados Unidos y logró un acuerdo para suspender un plazo de 14 días que tiene el juez para instalar una audiencia de acusación y de esta forma ganar tiempo hasta el 9 de julio para conseguir un acuerdo. En el documento los acusadores reconocen la necesidad de este tiempo “se fundamenta en el interés de la justicia debido a la inusual complejidad fáctica del caso”.

El Tribunal del Distrito de Estados Unidos, el número de caso es 213030, emitió una moción de consentimiento para continuar la audiencia preliminar y excluir tiempo bajo la ley de Juicio Rápido. Es decir, que la Fiscalía y la defensa estuvieron de acuerdo en darle más tiempo para que se acumulen más datos del proceso.

El documento, que tiene ocho puntos, establece que fue un acuerdo entre Fiscal y la defensa, “dentro del cual se debe presentar una información o acusación en conformidad con los documentos que respaldan este proceso”.

Sostiene también, según el acuerdo, en que esa necesidad de tiempo se utilizará para que los abogados del imputado, el exministro de Gobierno boliviano, “revisen materiales con el acusado. Para una preparación eficaz, teniendo en cuenta el ejercicio de la debida diligencia y el deseo de las partes de discutir la posible resolución del caso. Todo los cuales son de interés de la justicia y superan los mejores intereses del público y del defensor en un juicio rápido”.

Además, establece que “una demora excluible, como la que se está aplicando, se fundamenta en el interés de la justicia debido a la inusual complejidad fáctica del caso”.

Comentarios