Escucha esta nota aquí

Los regimientos Bilbao Rioja, Max Toledo, Ayacucho y Teniente General Germán Busch fueron los cuatro cuerpos militares que actuaron en las acciones de la planta de Senkata el 19 de noviembre de 2019. Según la imputación formal de la Fiscalía en contra del general Franko Suárez Gonzales, tres de los 10 fallecidos de aquella jornada fueron muertos por proyectiles que coinciden con el armamento militar.


“Armamento, fusiles Galil, escopetas calibre 12, pistolas 9 mm de dotación. Munición, cartuchos 5.56, cartuchos 12 mayor. Personal militar, soldados, instructores y satinadores. Vehículos, camionetas ZBF 05 mecanizados y blindados, todo con la finalidad de reforzar y dar seguridad a la planta de Senkata, arribando a la misma a horas, a las 13:30”, señala parte de la imputación formal de la Fiscalía en contra del general Suárez.


La audiencia cautelar contra este militar se realizará hoy a las 09:00 en el Juzgado Segundo de Instrucción en lo Penal, de la ciudad de El Alto. La Fiscalía solicitó la detención preventiva en el penal de San Pedro por el periodo de seis meses. Se trata del primer militar llevado a los estrados judiciales por el caso Senkata, hasta el momento solo se tenía la imputación del principal acusado, el general Luis Valverde Ferrufino.


Según el documento oficial, hubo 10 fallecidos “a causa de impactos de proyectil de arma de fuego, de los cuales se identifican dos muertos por calibre 9 mm, un fallecido por calibre 5.56, 4 fallecidos por calibre 22, los demás cadáveres presentaron orificios de entrada y de salida”. De tal modo que al menos en tres cuerpos coincide el calibre de los que portaban los militares.


La imputación señala también que los dos acusados, Valverde y Suárez, habían asumido la responsabilidad de recuperar el control de la planta de Senkata. “Se registraron provocaciones por parte de la población civil, empero los efectivos militares arremetieron contra estos teniendo como saldo múltiples heridos”, reza el documento.


El 19 de noviembre, el entonces ministro de Defensa, Fernando López, aseguró que las FFAA destinadas en la planta de Senkata no realizaron ni un disparo y sugirió que los muertos se produjeron porque dispararon desde la misma muchedumbre.


El informe en la imputación señala que cuatro fallecidos recibieron el tiro en el pecho; otros cuatro recibieron el disparo en la cabeza; otros dos en el abdomen. Por esa razón, los delitos que pesan contra el general Suárez son homicidio y lesiones graves y leves.


Según el fiscal, los fallecidos el 19 de noviembre fueron, Edwin Jamachi Paniagua (38), Devi Posto Cusi (34), Clemente Eloy Mamani Santander (24), Antonio Ronald Ticona (24), Pedro Quisbert Mamani (37) Juan José Tenorio Mamani (22), Joel Colque Patty (22), Milton David Zenteno Gironda (24), Calixto Huanaco Aguilario (32) y Rudy Cristhian Vásquez Condori (23).



Comentarios