Escucha esta nota aquí

Jorge Valda, exrepresentante jurídico del Comité pro Santa Cruz y que defiende a la expresidenta Jeanine Áñez, se expone a una pena de 10 años de cárcel por el caso Belaunde, según informó este lunes el fiscal Departamental de La Paz, William Alave.

El jurista es procesado por el delito de legitimación de ganancias ilícitas, por presuntamente haber realizado movimientos bancarios sospechosos con altas sumas de dinero que no coinciden con la actividad económica que tenía durante las gestiones 2008 al 2017.

“Estamos a la espera de que la autoridad jurisdiccional convoque a audiencia de inicio de juicio para exponer las pruebas obtenidas durante la etapa preparatoria de la investigación, la Fiscalía llegó a colectar varios elementos indiciarios que hacen presumir que el acusado incurrió en el delito de legitimación de ganancias ilícitas como el informe de inteligencia financiera de la Unidad de Investigación Financiera del 14 de marzo de 2017, informes de la entidades financieras en las que el abogado habría depositado altas sumas de dinero a sus cuentas personales y de sus familiares, montos que no coinciden con las actividades económicas que realizaba, informes de Impuestos Nacionales, además de declaraciones testificales”, sostuvo el titular del Ministerio Público.

Por su parte, el coordinador de la Fiscalía Anticorrupción, Eddy Flores, informó que, de acuerdo con el cuaderno de investigaciones, el exabogado del político peruano Martín Belaunde, investigado por corrupción en Perú, habría realizado movimientos económicos sospechosos desde el 16 de diciembre de 2008 hasta el 17 de junio de 2015, como propietario y representante legal de la empresa “Cuchara de Palo” y como abogado.

“Entre los depósitos y transferencias que hizo en dos entidades financieras, llama la atención un depósito por el pago de honorarios por 278.076 dólares, monto que no guarda relación con su perfil financiero”, señaló Flores.

También resalta en el informe de la UIF, una transferencia del 10 abril de 2015 por un monto de 19.849,94 dólares, desde una cuenta de Perú a nombre de Jorge Arista Alcócer, involucrado en la fuga de Martín Belaunde en mayo 2015 y cliente de Jorge Valda, por el concepto de pago de deudas y gastos profesionales sin mayor detalle. Asimismo, existe el registro de 65 depósitos en efectivo a cuentas de terceras personas y se desconoce el motivo.

“De acuerdo al informe financiero de la UIF, el abogado accedió a un crédito el 16 de marzo de 2009 por un monto de 68.000 dólares con un plazo de 30 años, siendo su última cuota el 15 de marzo de 2039; sin embargo, el acusado habría realizado el pago total del crédito el 17 de marzo de 2015, dos meses antes de la fuga de Martín Belaunde, el origen de esos recursos no fue acreditado ni declarado, generando una presunta operación financiera ilícita”, dijo Flores.

Además, los respaldos de las entidades bancarias consultadas, demuestran que, desde diciembre de 2008 hasta febrero de 2010, existen registros de ingresos periódicos a las cuentas del abogado desde 1.200 hasta 3.000 dólares por ingresos de la empresa unipersonal Cuchara de Palo.; sin embargo, en Fundaempresa no se identificó ningún ingreso por esta actividad económica.

De igual forma el pago impositivo en Impuestos Nacionales con el NIT de actividad principal “Restaurantes” y como actividad secundaria “Actividades Jurídicas”, demuestra una presunta evasión de impuestos porque el registro de fondos de dineros en el sistema financiero no mantiene relación con el pago de obligaciones tributarias. Con todos estos elementos el Ministerio Público presentó la acusación formal y pide la máxima sentencia para el exabogado de Belaunde por 10 años de presidio.

Comentarios