Escucha esta nota aquí

La comisión de fiscales que investigaba el caso del bloqueo de caminos que se realizó en el mes de agosto, por decisión de la COB y el Pacto de Unidad, decidió rechazar las denuncias contra las autoridades electas y posesionadas del MAS. Con esa decisión solo el dirigente Ernesto Quispe Apaza es el procesado e imputado, dijo el abogado, Fernando Peñaloza Ramallo.


“Mi cliente tiene imputación formal y ahora conocemos que es la única persona procesada por ese caso, porque la Fiscalía emitió una resolución de rechazo de la denuncia que había en contra de varias personas”, dijo el abogado defensor de Ernesto Quispe.


El 20 de agosto, el Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, informó que había 33 denuncias contra dirigentes, políticos y cívicos por el bloqueo de caminos que se produjo a principios de agosto, precisamente. En octubre, la Fiscalía había identificado a cinco dirigentes de El Alto a los que buscaba.


Pero al margen de los dirigentes alteños estaban otras personalidades como denunciadas. Según el documento del abogado Peñaloza, los que figuran como beneficiados con el rechazo de denuncia son: Juan Carlos Guarachi, Orlando Gutiérrez, Juan Evo Morales Ayma, Luis Alberto Arce Catacora, David Choquehuanca Céspedes, Andrónico Rodríguez Ledezma, Leonardo Loza, Freddy Yujra, Justo Yujra, Ernesto Quispe Apaza, Raúl Mamani y Rosmilda Salas.


Guarachi es el máximo ejecutivo de la COB, Luis Arce es el presidente electo y será posesionado junto con David Choquehuanca como máximas autoridades del país, el domingo; Andrónico Rodríguez, es el flamante presidente del Senado; Leonardo Loza es senador del Estado; Orlando Gutiérrez era el dirigente minero al que mataron hace una semana y el expresidente, Evo Morales.


Ernesto Quispe


El viernes 30 de octubre, el dirigente alteño de la Fejuve, Ernesto Quispe Apaza, logró que la justicia lo favoreciera con la detención domiciliaria; sin embargo, esa disposición recién pudo cumplirse este martes por el largo feriado de Todos Santos que celebró el país.


Los delitos por los que se lo acusa a Quispe Apaza son, terrorismo, genocidio, sedición, atentados contra la seguridad de los servicios públicos, delitos contra la salud pública, destrucción y deterioro de bienes del Estado e instigación publica a delinquir.


El 12 de octubre, Quispe era aprehendido por esos hechos y después de 24 horas fue detenido preventivamente en el penal de San Pedro. Ahora resulta que es el único imputado por este caso, pues las órdenes de aprehensión que había contra los otros cuatro dirigentes, también fueron anuladas.