Escucha esta nota aquí

Dentro de la investigación que lleva adelante el Ministerio Público en el caso del supuesto 'golpe de Estado' sale a la luz que una de las bases del proceso contra la expresidenta Jeanine Áñez y sus exministros es la declaración de un ciudadano procesado por extorsión, tanto por el oficialismo como por la oposición.

Se trata de Óscar Antonio de la Fuente Amelunge, calificado de "estafador" por el propio Edmundo Novillo, expresidente de la Cámara de Diputados y actual ministro de Defensa; Marcela Martínez,  madre de la joven desaparecida Zarlet Clavijo; Abel de la Barra,  excomandante general de la Policía; además de que fue identificado como “mensajero” del exfiscal Marcelo Soza, según reseña Página Siete.

En un contacto con EL DEBER, Zvonko Matkovic Ribera, quien fue implicado en el caso del supuesto  terrorismo, confirmó que De la Fuente fue una de las personas que llamó a su padre, Zvonko Matkovic Fleig, para pedirle dinero mientras él estaba recluido y que el hombre se identificó como colaborador del exfiscal Soza.

Ante este prontuario, el mismo De la Fuente negó tener algún problema con la justicia. “Primero me insultan y luego me preguntan; no tengo ningún antecedente judicial (sentencia en su contra), he salido libre de todos los procesos que me han armado”, afirmó tras ser consultado por Página Siete sobre las denuncias que pesan en su contra.

La imputación de la Fiscalía asume el alegato de De la Fuente como “elementos de convicción” del supuesto 'golpe de Estado' (la jueza Regina Santa Cruz se refirió varias veces la versión de De la Fuente como uno de los testigos clave del caso) y que refuerza la postura de Lidia Patty, exdiputada que es parte denunciante en este caso que envuelve a exautoridades del Gobierno transitorio. Es más, De la Fuente dice que Patty es su amiga.

“Yo no me fui a ofrecer de testigo, la señora Patty es mi amiga, yo la he asesorado, pero no me ha pagado un peso. Ella me puso de testigo porque yo rompí las renuncias (que habían firmado) para que funcione la Cámara de Diputados, para que funcione la democracia, al llamado de ellas (diputadas)  que (en noviembre de 2019) estaban atosigadas; por eso me puso de testigo, me citaron y yo me presenté como un ciudadano de a pie”, afirmó De la Fuente al diario paceño.

Vale recordar que Novillo demandó al ahora testigo del supuesto 'golpe' por extorsión, estafa y desacato, luego de que le informaron que pedía dinero a su nombre y se presentaba como su asesor.

Uno de sus casos más sonados se dio en 2017, cuando fue acusado por presunta extorsión al excomandante de la Policía, Abel de la Barra. El Banco Central también procesó al “testigo clave”, pero él asegura que   “ganó” ese caso y no tiene antecedentes.

Incluso hay una conversación grabada, donde se revela la maquinación de Oscar Antonio de la Fuente para extorsionar al excomandante de la Policía y donde asegura haber formado y puesto en el cargo a 11 jefes policiales, estar dispuesto a cobrarles los favores y que el general De la Barra debería entregarle el control total de un aeropuerto o una dirección nacional, para acomodar a sus protegidos a los que denomina su “cuota”. 

La exdiputada Patty dijo no conocer los antecedentes de su amigo quien se le presentó como un  asesor del caso 'Octubre Negro' y cree que no afectará la credibilidad de su denuncia sobre el supuesto golpe de Estado, de acuerdo al reporte de Página Siete.

Comentarios