Escucha esta nota aquí

La declaración del candidato de Creemos a la Gobernación de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, por el caso de supuesto golpe de Estado en octubre y noviembre de 2019 fue suspendida, según lo comunicó la fiscalía; la decisión obedece al rebrote del coronavirus en el país.


“No se podía obligar a las personas a venir a declarar o que se tengan que agrupar en algún determinado lugar, es por eso que se ha decidido suspender algunos actos hasta que podamos disponer información que levante esta emergencia sanitaria, o tengamos la seguridad de que no vamos a poner en riesgo a las personas”, informó el fiscal Anticorrupción, Omar Mejillones.


El 15 de enero pasado, el mismo fiscal había informado sobre la citación a Camacho para que declare en la ciudad de La Paz. La comparecencia ante el ministerio Público debía realizarse a fines de enero. Pero la declaratoria de segunda ola de contagios por el Covid-19 llevó a las autoridades a relegar todas las tareas.


Mejillones dijo que las víctimas de este caso, el ex presidente Evo Morales y el ex vicepresidente, Álvaro García Linera, también debían declarar, pero ante este rebrote se decidió postergar su comparecencia, sin fecha.


Testigo


El fiscal dijo que esta decisión afecta a todas las partes de este proceso, los acusados, los acusadores y los testigos, señalando que el ex ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana figura como testigo de los sucesos de octubre y noviembre de 2019.


Sin embargo, la autoridad hizo saber que Quintana también hizo llegar un memorial indicando que no podía presentarse por la emergencia sanitaria que vive el país. Según el fiscal, prácticamente todas las personas que figuran en este caso hicieron llegar sus memoriales solicitando la suspensión de sus declaraciones.  


La denuncia


A fines de noviembre de 2020, la exdiputada del MAS, Lidia Patty presentó una denuncia contra una decena de exautoridades a las que acusó de haber fraguado un golpe de Estado en contra del gobierno de Evo Morales. El 1 de diciembre, esa denuncia fue rechazada por la propia fiscalía que observó la formalidad del documento.


Ese mismo día la exlegisladora subsanó las observaciones y presentó el memorial corregido, el 4 de diciembre, el Ministerio Púbico admitió la denuncia e informó que, en esta causa, los dos exprimeros mandatarios del país figuran como víctimas.


Los acusados por Lidia Patty son Luis Fernando Camacho, su padre Luis Fernando Camacho Vaca; el excomandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Williams Carlos Kalimán Romero; el excomandante de la Policía Boliviana, Vladimir Yuri Calderón Mariscal; el exjefe de Operaciones de las Fuerzas Armadas, Sergio Carlos Orellana Centellas; y el exjefe del Estado Mayor, Flavio Castro Arce San Martín.


Las acusaciones que pesan contra estas personas son terrorismo, sedición y conspiraciónCuando se conoció la apertura del caso, el ex líder cívico cruceño desafió a las autoridades a convocarlo para declarar sobre ese caso.


“En octubre del 2019 nos quisieron robar una elección, los bolivianos unidos no lo permitimos. Haber sido parte de esa lucha es un orgullo que llevaré por siempre en mi corazón. Así que, digan día y hora y ahí estaré para contarles la versión de los hechos desde el lado del pueblo¡La historia ya se escribió: fue fraude, no fue golpe!”, enfatizó Camacho en  las redes sociales.


Comentarios