Escucha esta nota aquí

En tres días, entre el viernes y domingo, la Policía Boliviana realizó el levantamiento de 191 cadáveres, un promedio de un cuerpo cada dos horas, según los datos proporcionados por el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Iván Rojas.

El viernes, 31 de julio, la división homicidios de la Policía Boliviana levantó en La Paz 14 cuerpos, en Cochabamba 19, en Santa Cruz 15, en Chuquisaca 9, en Tarija dos, en Potosí siete, en Oruro uno, para un total de 67 cadáveres.

El sábado, 1 de agosto, en La Paz fueron recogidos 19 cuerpos, en Cochabamba 16, en Santa Cruz 14, en Chuquisaca 4, en Potosí 12, que en total son 65. Mientras que el domingo, 2 de agosto, en La Paz se registró el levantamiento de 21 cuerpos, en Cochabamba 17, en Santa Cruz 9, Tarija uno, Potosí 11, haciendo un total de 59 fallecidos.

“Ese es el reporte de las 72 horas, en las que ha intervenido la división de homicidios de las distintas direcciones departamentales y regionales de nuestro país”, informó el jefe policial, estimando que el 80 por ciento de los casos corresponden a Covid-19.

Consultado sobre cuál es la modalidad que sigue la institución del orden para sepultar los cuerpos ante la alta demanda de espacios en los cementerios, Rojas explicó que se cumple el procedimiento hospitalario, en coordinación con los gobiernos autónomos municipales y los familiares de los fallecidos.