Escucha esta nota aquí

Una denuncia anónima realizada, supuestamente, por un jefe militar, un capitán y tres suboficiales de las Fuerzas Armadas (FFAA) desató la molestia de la Policía Boliviana. La acusación habla del cobro de “coimas” en los controles por la cuarentena que se realizan.

Sin embargo, las Fuerzas Armadas emitieron un comunicado este miércoles por la noche en el que indican que esa carta no tiene respaldo de la institución.

El comunicado señala que esas denuncias falsas pretenden "empañar" las relaciones entre las fuerzas militares y policiales y desmerecer el trabajo coordinado que realizan.

La misiva de los presuntos militares llegó a la red ATB y menciona dos hechos: El cobro diario de "coimas" a los infractores de la cuarentena en La Paz y el encubrimiento y complicidad con los “cabecillas” del grupo de personas que bloquearon el pasado 30 de abril en Senkata, El Alto.

Al respecto, el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, sostuvo que se investigarán la acusación, porque la institución del orden debe garantizar transparencia, mientras que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) brindó “garantías” para que las personas que supuestamente escribieron la nota se apersonen a formalizar la denuncia.