Escucha esta nota aquí

El Gabinete de ministros del presidente Luis Arce aprobó el Decreto Supremo 4546 que declara “prioridad nacional la realización del Censo de Población y Vivienda - 2022, establecer la ejecución de sus actividades, las fuentes de financiamiento, el respaldo institucional, y la fecha de su realización”.

La norma establece que los funcionarios públicos están obligados a cumplir tareas censales a simple requerimiento del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), sin poder eludir dicha responsabilidad bajo ningún motivo. Sin embargo, están exentas de dicha responsabilidad las mujeres embarazadas, las personas con discapacidad o los adultos mayores.

“Cualquier servidor público cuyos servicios sean requeridos para las tareas censales, podrá ser designado agente censal (Jefe de Zona, Jefe de Sector o Empadronador) por el plazo que sea necesario, sin otro requisito que el nombramiento por parte del INE. Las personas designadas como agentes censales serán responsables del levantamiento de información en el área geográfica que les sea asignada”, detalla el artículo 9 de la disposición.

Tal como sucedió en 2012, los funcionarios públicos deberán colaborar en las tareas del registro. En ese entonces se requirió más de 216.000 empadronadores y solo había 55.000 voluntarios anotados.

La norma:


El decreto también establece las características de la labor, que tendrá lugar el miércoles 16 de noviembre de 2022, y se extenderá hasta por tres días en el área rural, porque su población es más dispersa.

“El Instituto Nacional de Estadística (INE) ejecutará las actividades para la dirección, planificación, coordinación, ejecución, procesamiento y difusión de la información del Censo de Población y Vivienda – 2022”, explica la disposición, detallando que la actividad tendrá dos fuentes de financiamiento, recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) y otros, provenientes del exterior.

Sostiene que “con el propósito de garantizar el empadronamiento del Censo de Población y Vivienda - 2022, el miércoles 16 de noviembre de 2022, se suspenderán las actividades públicas y privadas en todo el territorio boliviano de horas 00:00 a horas 24:00, con excepción de los servicios de emergencia. Las autoridades departamentales dictarán autos de buen gobierno en coordinación con el INE”.

Durante la jornada del empadronamiento, queda prohibida la circulación vehicular, así como el tránsito de personas, con excepción del equipo de empadronadores y personal de campo, asimismo, se cerrarán fronteras internacionales y quedarán interrumpidos los servicios de transporte terrestre, ferroviario, lacustre, fluvial y aéreo.

Destaca que, para la realización del Censo, el INE efectuará la actualización cartográfica estadística a nivel nacional, delegando a la Policía Boliviana y las Fuerzas Armadas (FFAA) la responsabilidad de controlar a nivel nacional el cumplimiento de las medidas de restricción al tránsito y circulación.

Comentarios